Regreso a casa….

Hace algunos días mi cuerpo experimentó exceso de adrenalina, nunca lo hubiera imaginado, estaba saturada, y la situación de conflicto es que no podía descansar y no podía dormir bien. Me agobiaba el cumplir al 100% con todo mi trabajo. Llegué al punto de yo sola preguntarme como desconecto la mente, no puedo seguir así.

Porqué había conflicto? Estaba haciendo lo que me gustaba o no?, dudar…

Porque no poder detener mi carrera de todos los días? Te ha sucedido algo parecido?  Al estar en contacto con medios de comunicación como es mi caso, escribir, leer, llevar una emisión de radio, y grabar una que otra capsula para TV te lleva a un punto tal de ir corriendo por la vida; sin que te detenga nada, y evitas que te digan y opinen sobre lo que estás haciendo, el único que te puede detener es el cuerpo, que reclama un poco de “bajar la velocidad”, frenar poco a poco, manejar mas despacio para disfrutar del panorama, del trayecto, además de permitirte llegar en tiempo.

Sin embargo existen muchas otras personas que desde su ámbito están siempre conectadas a las redes, y también van avanzando de manera instantánea de un lugar a otro, eso le llamo conectividad, pero que al final con quien nos desconectamos es con nosotros mismos. 

Mi gran amiga Raquel Díaz, me hace hincapié siempre en observar, así como tener una mente analítica y me dispuse hacerlo…. deja te cuento que fue lo que hice: 

  • Observé que me llevó hasta este punto, mi responsabilidad por cumplir con todo y todos había hecho que yo no pusiera limites perdiendo mi bienestar.
  • Analice en que momento dije a todo que SI, contrariamente a lo que predico.
  • Reconocí mis emociones. Qué sentía en los momentos de agotamiento, sensibilidad, irritabilidad, llanto, insomnio y baja productividad.
  • Acciones a tomar: Reconocer que fui irresponsable conmigo misma, sin limites todo se volvió un caos en mi interior, dejé fluir mis emociones, lloré por el agotamiento y desesperación que sentía al no poder conciliar el sueño y bajar el estrés.
  • Aprendí a no usar ningún medicamento para relajar. Simplemente fui yo misma llevándome hasta el punto de relajar mi mente ¿Como? haciendo cosas sencillas y me desconecté de las redes y grupos por una semana. Trabajé desde casa, y me dí el tiempo para cocinar, y recrearme fui a un concierto, cante, reí y me divertí… tomaba mi caminata por la tarde escuchando música. Creo lo mas importante, fue el trabajo de respiración, y meditación.

Alguna vez te has sentido así, cansada mental y físicamente?  Solo basta regresar a ti misma. Bajar el volumen exterior, y subir el interior, reconocer el camino de regreso a casa, al núcleo del amor, y la luz, paz y tranquilidad.

Recuperar nuestro centro es sencillo, solo es cuestión de frenar un poco la carrera por la vida, y observar todo lo bello que hay en tu interior. 

Hasta Pronto!! 

Gaby Olivera

 

gaby mirando al futuro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s