Que hay detrás de la Resistencia al cambio.

Procesos necesarios y resistencia al cambio.

Correr todos los días, repetir los mismos hábitos, tener la misma rutina, tener el control de todo o casi todo, hace vernos como seres rutinarios, pensando que el hacer ajustes o cambios traerá caos a nuestra vida.

Será por eso que siempre existe la resistencia al cambio, haciendo su aparición el miedo por lo desconocido?

La incertidumbre que ofrecen los cambios en los diferentes ámbitos en los cuales nos desenvolvemos traen consigo y habla de nuestra historia; como fuimos educados, que escuchamos en casa, cual es nuestra red de creencias, el miedo al fracaso y la falta de conocimiento de nosotros mismos.

Vivimos a diario en incertidumbre a la que todos le tenemos miedo, porque nadie tiene la certeza o seguridad de que volveremos a casa después de un día de trabajo,  de que despertaremos o viviremos este día sin que nos suceda algo, o bien que no seremos despedidos, que no recibiré una desagradable noticia con respecto a mi salud, y así encontramos un gran número de situaciones que nos abren los ojos al panorama de cómo es la vida diaria en incertidumbre, a la que tanto miedo tenemos.

Si bien es cierto que los cambios son buenos, también traen consigo nuevos retos, ajustes y aprendizajes en los puntos críticos o de quiebre en cada situación.

Sentirnos amenazados porque alguien nuevo que llega  a la empresa y que puede desbancarnos, hace que mostremos inseguridad reaccionando de forma notoria o bien creando conflicto por la situación, bajando la productividad por la supuesta inconformidad o temor perder el control de la situación.

Pero que sucede cuando en la vida personal, requerimos hacer ajustes, apuntalar esa parte del Crecimiento Personal,  del Auto-conocimiento, mediante el auto-encuentro interior para transformar nuestra vida, en aras de un bienestar porque así el cuerpo lo requiere o la tan anhelada felicidad; ahí es donde solemos presentar más resistencia a los cambios, la falta de conocimientos, de decisiones obligadas, nos lleva de la mano a tomar consciencia de lo que traemos anclado o bien lo que pareciera un grillete que no nos deja avanzar.

El ser humano necesita autconfianza, para dar el paso decisivo a la transformación aún con miedo a lo desconocido, solo que pareciera que todos “debemos” dar el paso al mismo tiempo, como cuando deseas que el peque comience a caminar a la misma edad que el mayor, y así no es.

Cada uno opone resistencia a los cambios por diferentes factores llevándolos como peso en nuestro bagaje de vida, experiencias, y percepción. Derivado de todo esto podemos encontrar que la resistencia puede ser inmediata, o bien diferida,  todo es ponerlo en perspectiva, algunos verán retos y otros obstáculos para el crecimiento, otros se resistirán más por ese factor llamado edad, por tal razón los jóvenes se adaptan  más rápido que un adulto.

Mucho de la resistencia al cambio lleva consigo una emoción implícita, el nivel de  validación personal, recuerdos como: No vas a poder, eres un inútil, eres poco eficiente, siempre procastinas, es lo que la mente constantemente se repite, entrando en una maraña de pensamientos recurrentes que contribuyen a bajar la autoestima, y crear un sentimiento de culpa. La emoción guardada durante este proceso de cambio hace su aparición, y nos obliga a hacer uso de nuestra propia experiencia.

Preservar costumbres es lo más fácil, y en efecto nos proporciona confort; sin embargo,  modificar el ritmo actual es soltar esas anclas mentales que nos atan, cuestionarnos sería el camino más honesto y correcto para identificar que nos ata y persiste resistiéndose al cambio que es inminente o ya estoy en el creando crisis y conflicto por tanta emoción guardada.

Observar, es de suma importancia saber ser honesto desde este instante presente por lo que estás sintiendo y no por el juicio que se apodera  de nuestro cerebro reproduciendo un programa sin beneficio alguno, solo entonces podremos desde el poder interior tomar la decisión correcta, evitar la resistencia al cambio, y sobre todo reconocer la emoción generada en tu presente por el pensamiento, mas no por la crítica y juicio que hacemos de nosotros mismos.

Ahora solo una pregunta: A que tanto te has resistido en la vida, sin observar que son programas y emociones guardados los que no te permiten liberar?

Hasta Pronto!!

Gaby Olivera by Gaby Olivera®

 

@gabydeas

Fb: Matices del Alma

Ig: @gabydeas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s