Alguien que tocó mi vida.

Laura era una mujer de 59 años, de un metro cincuenta de estatura, rolliza, chapeada, ojos siempre enrojecidos y cabello pintado de rubio dorado, era una mujer de imagen ruda, le gustaba la competencia, tuve oportunidad de conocerla en una empresa de multinivel, y compartí con ella momentos de un viaje o dos no recuerdo bien, no eramos amigas, solo nos veíamos de vez en cuando, por comentarios ella siempre salía a la platica, que si manejaba muchos catálogos, que si ganaba muchos premios, que si… que si… pero lo que siempre vi en ella era su rudeza, su forma de hablar fuerte y en ocasiones muy dada a la presunción y humillación a otros, siempre me preguntaba para mi interior y de que le sirve todo lo que gana si se la pasa peleando….dejé de verla, y curiosamente 5 años después en una charla alguien me comentó que si estaba enterada de que había fallecido, la verdad me tomó por sorpresa, porque jamás imaginé que hubiera fallecido.

Ese es el recuerdo que tengo de ella, y de que le sirvió tanta lucha, tanto querer ganar en todos los aspectos, tanto premio, si la mayoría de las personas tenía un recuerdo poco amable de ella, había dejado en los demás…

Diana una abogada, con un gran puesto, muy buen sueldo, la conocí en una conferencia que dí en el lugar donde ella trabajaba, al finalizar la conferencia se acercó, me pidió mi tarjeta y solo dijo, Soy……mi puesto es…… y quiero saber si das terapia, a lo que respondí, doy acompañamiento, asesoría y trabajo con PNL, quedó en llamarme (nunca lo hizo). Era delgada y con una cara de fastidio. Volvimos a coincidir en un desayuno de abogados, compartimos la misma mesa, y siempre con cara de enojo, molestia, vivía en la queja, además que tenía algunos males, eso comentaba, era divorciada pero seguía quejándose de su ex- pareja, algunos compañeros hablaban de ella por la situación de que utilizaba a sus hijos para sacarle dinero al ex, aunque fueran mayores de edad. (No me consta, era lo que decía radio-pasillo), desarrollo una enfermedad que quería mantener en secreto, pero todo mundo se enteró que falleció en enero de cáncer.

Anita, risueña, alegre, viajera, trabajadora, le gustaba vivir la vida al lado de sus hijos, aunque mayores, siempre dispuesta ayudar, jubilada, fiestera y cooperadora en todo, la conocí por accidente, y nos hicimos buenas amigas, en algún desayuno me confió el tipo de vida que llevó, de donde vino, su decepción y dolor al divorciarse, los sin sabores de los hijos, trabajando mucho por sacar a sus hijos adelante, eso no le quito la alegría por la vida, el ayudar al que se acercaba, buena madre, y gran abuela, un día del pasado año comenzó con un dolor, fue al médico, había que operarla, un mal diagnóstico, y mala praxis, la llevó al desarrollo un cáncer, quedándole según el médico 6 meses de vida, que se convirtieron en 2 semanas para partir a otro plano. En su funeral había flores, le pusieron su música preferida, se sentía el amor por ella y la tristeza que deja la partida de un ser querido. A diferencia de las demás siempre hubo quien se expresara muy bonito de ella, sembró amor a su paso, compartió su alegría, preparó su camino y partió. Me tomó por sorpresa su partida, pero más me dolió no haberla visto para darle un abrazo, ella no permitió que la vieran enferma, quería que guardásemos su recuerdo sonriente y alegre, así como había vivido. La acompañé durante un rato en el funeral y la despedí con todo mi respeto y amor.

Ady, mujer simpática, de ojos lindos, la conocí cuando eramos jóvenes, con hijos pequeños, nos hicimos amigas, esas que no están pegadas, pero cuando se ven se saludan con mucho cariño, nunca he sido de amiguera, ni comer del mismo plato de las amigas, ni tampoco de ir juntas de compras, siempre he disfrutado más de una charla de café, un buen desayuno para compartir ideas, o una deliciosa copa de vino acompañada por la pareja y los amigos. Ady era de esas mujeres con quien se platica rico, abres el corazón y escucha, jamás criticaba, si la pedías te daba su opinión, risueña y también bromista. Se había mudado de residencia hacía unos años y aún así manteníamos contacto. Hoy recibí la noticia de su partida; sé que estuvo toda su comunidad religiosa presente, su familia política y su familia paterna y materna acompañando a sus hijos y esposo. Se había ganado el respeto de todos así como el cariño, dejó huella en todos nosotros. Si me siento también triste, por no haberla acompañado, despedido, descansa querida amiga.

Para que te cuento estas diferentes historias de vida? no es ni a manera de reconocimiento, ni tampoco por morbo, y menos para que sientas mi tristeza. Te las relato para que te preguntes a ti misma/o, en donde lucho por ganar? Cuánto compito para ser reconocida? Estoy viviendo para mi, o para demostrar? He dejado pasar el tiempo sin vivir con alegría y gozo disfrutando la vida? Que recuerdo dejo en las personas, basado en mi comportamiento, mi contribución, mi amor, mis palabras, mi energía, mi esencia? Dejo huellas en el camino para que las sigan o cicatrices en el Alma de cada persona que toco? Debo dedicar un día para visitar a las personas que quiero? Realmente es un punto de inflexión personal, quizás sin importancia para muchos, quizás algún otro reflexione, y otro lo deje pasar. Lo único que deseo es que tengamos la posibilidad de despedirnos de quien amamos, con quien compartimos, agradecer aquel por su presencia, sin pensar en el apoyo, porque el hecho de estar es ya riqueza. Adiós a estas mujeres que se cruzaron por mi vida, dejando grandes enseñanzas, apapachos al alma, palabras amables; así como también cuidar de no abrir heridas y dejar cicatrices en las personas a mi paso.

Hasta Pronto!!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s