Transitando la tormenta….

¿Cómo se puede vivir con paz en este tiempo de incertidumbre, en este tiempo de bombardeo de  noticias y redes, del saber que las mismas autoridades sanitarias y gubernamentales no tienen el control de una molécula que está haciendo estragos a nivel mundial?

Esta aparente gran tormenta externa está inundando a mucha gente, porque le está permitiendo fluir con la emoción, la aceptación y adaptación al cambio; en cambio a otros los está  alejando de lo positivo, pero sobre todo de la paz.

Lograr la paz mental y espiritual, parece sencillo, es un poco como entrar en una lucha cuando no se sabe que actitud tomar, ante las muchas respuestas que brotan de la mente, y dejamos de saber por donde ir..

Se dice que  la paz está en nosotros, y dónde la encuentro en mi interior?

Dependerá acaso de soltar viejas creencias que me llevan hacer juicio de situaciones vividas, de experiencias que he transitado sin poner el enfoque en la lección que me invita a integrar la sabiduría que encierra.

La frustración, ansiedad, estrés, aislamiento, los reproches, provocan una serie de pensamientos y emociones que pueden acelerar procesos de la enfermedad al ponernos en vulnerabilidad teniendo como repercusión un estado de baja frecuencia que influye en el sistema inmunológico.

Retomar pensamientos positivos, redirigir el pensamiento al presente, hacer un viaje al pasado mediante el ejercicio de visualización de cada logro obtenido, del reconocimiento de nuestras capacidades, de habilidades aprendidas y puestas en marcha, de proyectos funcionando, nos permite anclarnos en nuestro poder creador, hacer, lograr, de modo que no perdamos la identidad de quienes somos en la realidad que estamos transitando.

Es reaccionar de manera correcta y normal ante situaciones anormales.

La paz no depende de las situaciones externas, sino de la red de creencias, y estado emocional que hemos creado, es ahí donde radica el verdadero amor, la compasión, y la coherencia.

Fingir un estado de paz es imposible, siempre en cualquier momento emergerá el conflicto que llevamos en nuestro interior, aquel que nos arrebata el estado de paz, generada por pensamientos recurrentes que nos llevan al pasado para dejar de existir presentes en el presente.

Encontraremos siempre un susurro que es constante, que si lo dejas se vuelve el parlanchín molesto e incómodo abriendo la puerta a los sentimientos de culpa, frustración, disgusto; pero hemos de conocer que la paz, emana del amor, de abrazar las experiencias sin etiquetar, con una visión neutra, buscando el mero aprendizaje, la experiencia, es admirar lo vivido y como lo hemos trascendido, es sentir la tranquilidad que da reconocer nuestro SER, la paz es una decisión y elección, buscando un nueva brecha por transitar, como observador y vigía con ojos de amor por llegar a un puerto nuevo, la esperanza de una nueva experiencia.

Qué hacer:

Acepta la situación

Ubica tu presente

Toda etapa tiene un fin

Reconócete como eres, con cualidades y carencias

Sé vigía de tus pensamientos, desecha los negativos.

Eleva tu energía, vibración con música, lectura, baile, escritura, pintura.

La realidad es neutra, recuerda siempre.

Hasta Pronto!!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

LA PAZ ESTÁ EN TU INTERIOR, SIENTE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s