No es moda, es re-conexión

Que maravilloso es encontrar en la web, infinidad de tipos de Meditación, unos con música, sino es que casi todos, otros en espacios abiertos naturales y maravillosos, otros más en lugares cerrados espacios adecuados para realizar esta práctica, escuchar el armonioso sonido de los cuencos tibetanos, o el correr del agua….

Hoy quiero compartirte mi experiencia sobre la práctica meditativa; pero “secular”, a lo que me he enfrentando, los beneficios, y los muros con los que me he topado; pero aquí lo importante, es reconocer los beneficios que he descubierto en mi vida.

Al referirme a secular quiero decir que meditar no requiere ni habla de ninguna religión, solo que se activen diferentes circuitos neuroplásticos para obtener un cambio de hábitos. Es parte de una filosofía de vida, es una re-conexión con la mente-cuerpo-espíritu; todos aquellos que se han atrevido a llevar a la práctica la Meditación van experimentando poco a poco lo que su cuerpo manifiesta, sorprendiéndose de donde viene todo aquello que sienten, pensamientos, emociones, dolores, percepciones, algo que por vivir en automático hemos dejado de sentir.

De ahí el título de mi artículo, he venido durante casi 6 meses trabajando y practicando con mirada de principiante este tipo de práctica y ha sido una gran sorpresa, que además comparto cada jueves con un grupo pequeño de personas que decidieron unirse a la practica. Hoy estoy convencida que para poder hacer una introspección, lo primero que debemos tomar en cuenta es ¿Cuan conectados estamos con nosotros mismos? de esa manera podremos conocer e identificar esas emociones que nos dejan helados o pareciera que vivimos en la ola del amor. Las emociones nos acechan y estamos a su merced, haciéndonos reir, o llorar al estar en soledad sin saber porque. Convertirnos en el gran observador de la historia de tu vida, con una mirada curiosa a través de la cerradura de una puerta, como si fueras un niño fisgón que mira atento lo que va sucediendo, sí lo que sucede en tu vida, pero con esa mirada amorosa, de asombro, admiración o decepción y tristeza por descubrir un mundo interior que deja de ser un enigma para convertirse en parte de nuestra vivencia, nuestra realidad, nuestra vida.

Enfrentando las creencias….

Muchas personas por sus creencias religiosas hablan por ignorancia o porque viven programadas por el culto que profesan sobre la Meditación; sin embargo atreverte a practicar aunque sea por curiosidad la practica meditativa nos permite conocer y experimentar cambios en nuestro cuerpo, por ende en nuestro cerebro. Las personas solo con el simple hecho de escuchar hablar de la meditación, piensan en Budismo, sin saber y conocer que existen meditaciones Benedictinas, de Santa Teresa, Musulmanas, Hebreas, Budistas, y un sin fin…. con el paso de los años he aprendido y confirmado que la gente puede hablar porque tiene boca, sin conectar el cerebro o ponerse a investigar.

Mitos…

Contrariamente a lo que se piensa de que meditar te dará calma, paz, esto no funciona así a la primera, ni a la segunda…. Todo lo que hacemos provoca reacciones químicas en nuestro cuerpo, generando neurotrasmisores que llevan información a las células de nuestro cuerpo y en ellas depositando memorias que contienen información, que sin darnos cuenta quedan ahí, sumando la desconexión no identificamos que pasa cuando me da insomnio, porque siento ansiedad y me da por comer, porque quiero platicar y lloro de todo, porque siento miedo estando solo, porque cada que tomo una decisión no salen las cosas como quiero…. y así puedo enumerar muchos ejemplos, en nuestro día a día no hay una sola persona incluyendo a los niños que no vivan en estrés, originado por las causas provocadas por la aparición de un virus que ha secuestrado nuestra vida, por la falta de economía, por la ruptura de nuestro mundo externo e interno.

Lo que nos estresa tiene poco que ver con lo que pasa; podemos estar en confinamiento tranquilos, seguros en casa, pero con un solo pensamiento, provocamos una emoción que genera estrés, ese pensamiento puede ser : No he pagado la tarjeta. Me dieron hasta fin de mes y me despedirán, mi relación no funciona, mis hijos hacen mucho ruido en casa y no los aguanto, en fin…. la gran ventaja es que podemos tener respuestas. ¿Qué podemos hacer para enfrentar el estrés? Primero identificar de donde viene eso que me provoca estrés, será externo o interno (emociones, pensamientos, ideas).

Viviendo amenazados….

Cada que vivimos una situación de estrés vivimos sintiéndonos amenazados, que nos impulsa a reaccionar, luchar, huir, o paralizarnos, y nuestros estresores internos provocan, taquicardia, sudoración, angustia, ansiedad, es como si un perro rabioso nos persiguiera, sin tener a nadie atrás, de ahí la importancia de la conexión para poder conocer e identificar todo lo que mi cuerpo manifiesta.

Sin darnos cuenta podemos generar una gran bola de nieve que nos aplasten a futuro inmediato, buscando una salida rápida como el hábito de fumar, beber, comer, morderse las uñas, para bajar el estrés, contando con la opción de caminar, correr, bailar, hacer yoga, en fin… Aquí viene lo interesante de la Meditación….

Una buena influencia….

Hacer trabajo de introspección requiere de un compromiso conmigo mismo, un trabajo honesto sabiendo que algo me mantiene incomodo, si vivo en tensión, o tengo conflicto con alguien, o que algo no me gusta, y que es lo que me puede beneficiar, lo que me permite ver que tengo estrategias, herramientas para resolver mi situación y dar un re-significado mi vida. Aquí es donde entra en juego la meditación, porque ella crea un puente entre la mente-cuerpo-espíritu.. para enfocar mi vida desde otra perspectiva, decidir y elegir desde la confianza, el amor, y no desde el miedo, y la desconfianza.

Simples pasos, que hacen un hábito….

Meditar ayuda a soltar el piloto automático, y poner en modo manual mi vida, requiere de responsabilidad, perseverancia, constancia, voluntad, y amor propio para experimentar una forma de vida diferente, es crear bienestar (wellness para que suene a moda o rimbombante), lo importante es actuar con libertad mental, consciente de que tengo estrategias para resolver cualquier situación, anclarme en el presente, convertirme en observador de las emociones que se manifiestan para quitarles poder e ir al fondo de donde vienen, no quiere decir que no haya momentos críticos, los importante es aceptar que estoy viviendo la situación, pero también reconociendo que tengo opciones para salir de ella, es actuar y dejar ser pasivos, al paso del tiempo y de la experiencia encontrarás la paz, la calma como una forma de auto-cuidado, generando un gran cambio de Bienestar en tu vida y en tu entorno, dejar de evitar algo que causa conflicto y desasosiego en tu presente. Una forma de cultivar la mente, haciendo uso de las virtudes del Ser. Te animas?

Hasta Pronto!!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

La Meditación te da libertad mental, equilibrio interior, aceptación, reconocimiento y uso de estrategias creando nuevos circuitos neuroplásticos que forman nuevos hábitos en tu vida. Imagen de la web.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s