La mejor marca, lleva mi nombre.

Hace unos días me dediqué a leer lo que posteaban muchas mujeres en diferentes grupos de FB, la gran mayoría era de ventas, grupos bien organizados, con sus días de ventas, otros, aceptando muchas solicitudes para hacer crecer esos grupos “en bien de la comunidad”, la labor que realizan es valiosa, pero…. aquí viene lo interesante las administradoras solteras o madres, casadas o no casadas, muchas de ellas no están capacitadas para llevar grupos tan grandes, aún con sus actividades personales, y laborales se echan a cuestas este trabajo; gracias al confinamiento hoy un 90% de las mujeres que ahí leí están rebasadas, y poco tolerantes. 2.- Las mujeres así como somos excelentes cadenas de apoyo y ayuda también podemos destruir y dar en la yugular a otra, es increíble el nivel de agresión que existe en esos grupos, y si no le caes bien a la administradora te expulsan del grupo ya sea por una falta en el reglamento o porque les hiciste una sugerencia que no les gusto, no reconocen lo imperfectas que pueden ser como seres humanos.

Todo esto me llevó a observar que la Pandemia nos ha llevado a todos a voltear a ver nuestras marcas, si, leyó usted bien, en estos grupos voltearon a ver sus zapatos de marcas, ropa y bolsas caritsimassss, para ponerlos en venta porque o fueron despedidas ellas o el marido o ya no les alcanza para pagar la tarjeta, la renta o la manutención.

Lo interesante es que no se han fijado en las marcas personales, esas que han dejado los traumas, las pérdidas, que han llevado a llenar vacíos donde van perdiendo el equilibrio, entrando en un estado de caos sin poder identificar porque esos cambios de estados de animo, y que emociones les anteceden y preceden a estos; vivimos en la danza de los números, esos que nos reportan a diario que incrementan los ingresos a los hospitales, los fallecimientos, las evoluciones o los que están en TI, frente a este cúmulo de bombardeo externo, cabe resaltar el bombardeo interno es aún peor, sin percatarnos de donde viene, sin sentir lo que sentimos, solo manifestamos incomodidad, agresión, envidia y es que el bombardeo interno nos exige una reconexión con nosotras mismas; Mujeres multitask, para poder cumplir con las tareas, hijos que no obedecen, frustrados, adolescentes vacíos, sin un objetivo, hoy se ven saturadas, histéricas con sentimientos de culpa por no comprender, entender y dar un trato mas amable a los hijos y a la pareja. (Me refiero a ambos, tanto ellos que han quedado desempleados y hoy hacen labores de casa y toman su rol de padres).

Pues bien, esta pandemia, está dejando al descubierto cómo veníamos viviendo, de que marca dependíamos, tanto de ropa, calzado, comida, como de la marca de tarjeta de crédito, cuentas por pagar, bocas que alimentar, lo que si es una realidad que la brecha entre los que tienen y los que menos tienen se ha hecho mas grande, entre politiquería, guerras del que posee el control en el gobierno, debates, siguen formando parte del bombardeo externo, llenando de miedo y pánico al que no conoce sus capacidades y es capaz de desconectarse del exterior.

Hemos escuchado mucho hablar de Bienestar, de practicas de yoga, de meditación, de mindfulness, de h´oponopono, solo que menos de la mitad buscan el verdadero bienestar, los demás lo incluyeron como moda; todo esto es trabajo para el bienestar, la gran diferencia entre un estilo de vida y la suma de lo que aporta una filosofía es encontrar el camino de reconexión con quien verdaderamente soy! Introspección, atravesar el umbral de mi oscuridad para poner luz, mis carencias, mis miedos, mis traumas, mi apegos, heridas de la infancia, mi falta de voluntad y poder interno, baja autoestima, así como la poca aceptación de mi misma.

Las marcas en nuestra vida, las heridas no sanadas, las cicatrices, los pensamientos recurrentes, han venido a ubicarnos y dejar en claro lo cosmopolitas que somos, aparentando ser quien no somos, imitando a otros por costumbre, hemos perdido la identidad la marca personal, con sus respectivos claro-oscuros, con sus matices, sin comprender que existe la posibilidad despojarnos de lo que nos pesa.

La pandemia, ha prendido el foco rojo en la humanidad, y nos invita a representar quien somos, mejorar las relación con nuestro SER, mejorar la relación con los seres queridos, así como con los animales y naturaleza. Dejar de ser leal a las marcas para ser leales a nosotros mismo, ya que hoy basta ver que ser cosmopolita de nada nos sirve en un mundo enfermo y confinado, donde solo se sale a pasear al Hospital, a las consultas, algunos trabajos, la pasarela hoy es limitada y toda las marcas están guardadas en un closet, en medio de la oscuridad, mientras que las emociones no reconocidas e identificadas han hecho su arribo para mostrar la vulnerabilidad de un ser, que ha estado aletargado, dormido, durante muchos años.

Ponga luz en su oscuridad, no se quede en el umbral, traspáselo, sentirá dolor, pero estoy segura que le va a gustar lo que va a descubrir, sea fiel, amable y leal a usted mismo que la mejor marca es la que lleva su nombre.

Hasta Pronto!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

2 comentarios en “La mejor marca, lleva mi nombre.”

  1. Claro que la mejor Marca es la hago yo, con mi trabajo, con mi famila, con lo que me rodea, la pandemia nos ha dado y quitado muchas cosas que extrañaremos, pero muchas que aprendimos se quedaran como la nueva parte de nuestras vidas, aquí no hay lugar para lujos o extravagancias, que además no extraño!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s