Mirando a través de sus ojos….

El despertar de Patricia había sido un golpe fuerte, después de muchos años de casada, y trabajando en su crecimiento personal, contaba con herramientas suficientes como para activar la resiliencia al máximo. Qué la había llevado a ese viaje, desconexión con el mundo y conexión con ella misma, solo que lo que descubrió no fue nada agradable, por primera vez en tantos años se atrevió a mirar desde sus ojos, y no a través de los ojos de su esposo…..

Cuando nos atrevemos a experimentar el transitar nuevos senderos, tomar decisiones que sean del beneficio y agrado personal y no por quedar bien con alguien mas, nos descubrimos como esos seres sienti-pensantes, capaces de ser tal cual somos, descubrimos como el globo de la presión interna o de la mente dual, se desinfla o desvanece, para dar paso a esa nueva experiencia que es la de expansión, activando la resiliencia que desactiva la bomba que “pensamos” tener no solo en las manos sino en la vida.

Patricia, sentada en su cama sintió como una tristeza inmensa, la había reconocido, estaba ahí, no la negaba, la aceptaba, la reconocía, era ese frío del alma, en medio de aquella habitación, con un calor sofocante, ella vivía un momento revelador, pero se preguntaba como en medio de las lagrimas de la tristeza, sentía también alegría, una alegría inmensa que le permitía quitarse esa vieja armadura que había marcado su cuerpo, sus emociones y su alma, permitiéndole a su luz, su poder, salir de ese lugar de oscuridad, había logrado lo que en tantos años había postergado, ser ella, ser feliz, y estar satisfecha y orgullosa de ella misma.

Ocultamos la verdad de nuestra propia realidad, refugiándonos en viejas y rancias creencias, guardadas en un ropero, sí, ese ropero de la Abuela donde como escondite secreto aguardaban ser desempolvadas, aunque para ello solo bastaba abrirles la puerta, ejecutar, tomar acción y lanzarse al vacío para ser atrapada por una red, llamada COMPASIÓN, AMOR PROPIO, VALOR, MERCIMIENTO, REALIZACIÓN, integrar todo esto en un click o flashazo de un instante donde el juego de la mente y la sensación del cuerpo activaban memorias para descubrirnos a nosotros mismos llenos de marcas y carencias donde no nos permitimos SER, por miedo a todas esas emociones morales, del que dirán, culpa, vergüenza …..por miedo a perder, y que mas podemos perder cuando nos hemos perdido a nosotros mismos.

El jubilo, gozo de recuperarse, de reencontrarse hace que comprendas la experiencia guardada, a disposición de cada instante, de cada momento que elijas tomarla, convirtiéndola en sabiduría, como lo ha hecho Patricia. Replantear el nuevo camino, pensando en ella, refugiándose en su cueva interna, reconociendo el camino recorrido, con la gran diferencia de que ahora las paredes de esa cueva están llenas de palabras como LIBERTAD, AMOR, COMPASIÓN, REALIZACION, INTEGRACIÓN, MOTIVACIÓN, SENSACION, SENTIMIENTO, EMOCIÓN….EXPANSION.

5 PUNTOS PARA ACTIVAR TU PODER INTERNO.

  1. Reconócete un ser importante para ti mismo, que piensa y siente, elije y decide. Cada pensamiento y postura tuya es valiosa e importante para ti, para tu realidad.
  2. Aleja de tu mente la comparación, valida cada una de tus capacidades, evita el juicio y la crítica.
  3. Activa la Auto-Compasión. La Compasión nos permita acompañarnos desde el corazón, con amor, llevándote a la acción y creación. ¿Qué más puedo hacer en este momento por mí?
  4. Acepta los momentos incómodos y busca en ellos el mensaje, la creencia que guardas y te limita, esto te mueve a la ejecución de tareas diferentes. Discernir entre lo que es, y lo que puede ser mirado desde otro ángulo, es crear desde ese espacio vacío, desde la posibilidad.
  5. Deja de usar marcaras como las del carnaval para cubrir tu verdadera esencia, no te apegues a los cánones que están establecidos por la sociedad y que han provocado tu desconexión. Des-cubre, y reconoce quien eres, déjate ver tal cual eres, sin miedo a perder.

Perder la brújula nos pasa a todos, la tarea es encontrar la ruta nuevamente, solo cuando se logra crear un verdadero puente entre la mente, cuerpo y espíritu se encuentra la calma, por unos instantes suficientes para iniciar un nuevo sendero.

Patricia, ha regresado convencida de todos los ajustes que debe hacer en su vida, sin oponer resistencia a lo que siente, poniendo limites esenciales como el respeto, auto-cuidado, auto-compasión; usando la resiliencia y algo mas el altruismo para al igual que tu en algún momento de la vida sigas tocando vidas como lo hacemos todas….

Aquí viene la pregunta interesante… Y tu ves a través de tus ojos, o a través de los ojos del otro?

Hasta Pronto!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

En el mar de las emociones todo es posible, así como llegan se van…no la retengas, fluye como las olas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s