Re-evolución, producto de la nueva normalidad

Los cambios drásticos, las crisis, las alteraciones violentas traen consigo una transformación, una verdadera transformación en diferentes espacios, ya sean geopolíticos, sociales, científicos, de culto, y de procesos internos, las causas y condiciones se dan para que ocurran estos quiebres; la humanidad no se ha escapado de esta Re-evolución, que nos ha traído la pandemia.

Los nuevos esquemas a los que nos hemos adaptado en esta verdadera era digital, virtual, de conexión a través de dispositivos, permiten que nos conectemos con rapidez e inmediatez, viviendo procesos desconocidos para nosotros, procesos internos que evitamos por muchos años, como miedo, inseguridad, culpa o vergüenza por no ser suficiente o capaz de trabajar mediante un dispositivo.

Hacer bypass entre nuestro cuerpo-mente-espíritu era algo que se venía trabajando por neurocientíficos años atrás, no era solo encontrar la calma, sino conocer el impacto a nivel cerebral y los beneficios que se obtienen a la atención de todos nuestros sentidos, el autoconocimiento, así como derribar viejas creencias en torno a la expresión de nuestros genes.

Comenzaron a tomar fuerza las conductas pro-sociales, bien encaminadas, sin destruir, con el único objetivo de poner al servicio de otros nuestros capacidades, habilidades, desarrollando la empatía, la compasión, generosidad y el altruismo.

Conectar con el dolor no solo de nuestro país sino de la humanidad, ha hecho un parteaguas en el mundo, dejar de vivir en el egoísmo, la indiferencia y frialdad olvidando el mundo de las emociones que vibran en nosotros, se manifiestan y nos hacen adaptarnos y responder a los eventos ocurridos.

Solo que hoy esa Re-evolución no solo es externa, ha sido una gran Re-evolución interna enfrentándonos a los propios demonios, quitando los disfraces oxidados que usaba nuestro ego, aparentando alguien que en realidad no éramos. Ya no es tocar una puerta para conseguir un puesto, ahora era abrir la puerta a la creatividad para usar mis propias herramientas donde pueda crear una nueva realidad capaz de poner a servicio de otros mis talentos para ir capitalizando el conocimiento, y vivir de una forma diferente.

Inseguridad, ansiedad, miedo, tristeza, ira, desagrado, depresión, alteraciones del sueño y mas.. han sido el común denominador en las charlas que se tienen entre amigos, familia, conocidos, la evolución interna nos lleva a tomar nuevas rutas para des-cubrir lo que por décadas habíamos tapado: a nosotros mismos, nuestras emociones.

Lo más duro de todo esto era habernos perdido a nosotros mismos, reaccionar a cualquier estímulo interno sin permitirnos gestionar el dolor o lo que siento, buscando siempre culpables por lo que nosotros mismos habíamos creado, integrar filosofías nuevas a nuestra vida en pro del bien-estar, es hoy quien nos rescata, perder para ganar, ganarnos a nosotros mismos y comprender que nada es seguro, la imperfección nos ha traído aceptación, la impermanencia, nos permite observar la fragilidad de la vida, valorarla, y reconocer que sí tenemos límites, la vulnerabilidad no enseña a que sentirse vulnerable no es sinónimo de debilidad, sino de ser y mostrarnos auténticos, el bypass que utilizamos mediante la respiración, permite sentir lo que sentimos, escuchando los llamados de atención de nuestro cuerpo, que nos dice: Voltea obsérvame, siénteme, percíbeme, aquí estoy, es un llamado amoroso, generoso para sentir compasión por mi mismo; no se puede sentir compasión por otro sino me amo, respeto y cuidado.

¿Qué hacer?

  1. Reconocer y aceptar los cambios a los que te enfrentas, laboral, familiar y emocional
  2. Conectar con la somática de tu cuerpo. Que siento, como lo siento, y como lo vivo.
  3. Identificar las emociones que emergen durante cada evento.
  4. Gestionar la emoción, aceptar, reconocer, fluir, la emoción
  5. Identifica cada pensamiento que baja tu autoestima así como opone resistencia al cambio.
  6. Reconoce la vulnerabilidad sin culpa y vergüenza
  7. Adaptarte a este proceso de transformación
  8. Crear desde ese espacio una nueva identidad, en busca de tu bien-estar.

Lo mejor de todo esto es que muchos aprovechamos la oportunidad de crear, desempolvar sueños, cumplir con nuestro trabajo, e integrar una actividad social, aun estando en la pandemia, aprender la importancia del autocuidado, autosostén, y autocompasión. Todo con una nueva forma de pensamiento, la Re-evolución como proceso de transformación en la humanidad.

Hasta Pronto!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

Rubia, Niña, Puente, Diversión, Feliz, Alegría, Saltar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: