El holograma, me ayudó a reconectarme.

Rubén había decidido eliminar a su esposa de todas las redes sociales, incluso del WhatsApp, con el pretexto de que le molestaban sus comentarios, sus respuestas y reacciones. Fue de esa manera que se rompió la comunicación que tenían y si requerían de enviar un mensaje solo debían hacerlo por el chat familiar (curioso), además de hacer llamadas para lo indispensable.

Rubén pensó que era la mejor forma y el mejor camino para sobre llevar una relación lastimada, donde les unía las necesidades vivir en la misma casa. El pensaba que dominaba, que ganaba, que hacía sentir mal a su esposa, que su forma de ser era la que imperaba y “controlaba la relación”, la visión que tenía de todo era peculiar; al punto de negarse a salir con ella y dejarle que hiciera lo que ella consideraba conveniente, esto fue lo que en una charla me comentaba Amaya, sus sesiones de Acompañamiento emocional se iban dando poco a poco, brindando herramientas para fortalecerla, recuperar su poder interior y tomar conciencia en las decisiones en su vida. Si he de ser sincera para ella era una situación complicada tanto como incómoda.

Amaya al paso del tiempo comenzó a trabajar con la mente observadora y haciendo uso de las herramientas que le venía proporcionando, hasta que un día, me sorprendió, porque llego a consulta para decirme lo que había descubierto, y con una perspectiva diferente había cambiado su Pensar y Sentir.

En una tarde lluviosa llegó corriendo a solicitar una consulta urgente, al parecer algo había ocurrido, a lo que le dimos un pequeño espacio para poderle ayudar.

Amaya me dijo: He descubierto algo y me ha quitado un peso, me siento feliz!!! Siempre me habías dicho que cambiara de perspectiva, que mirara desde otro ángulo la situación y creo que ahora lo he logrado.

En su euforia no entendía de lo que me hablaba, estaba con respiración agitada, pero feliz.

Amaya comentó su PERSPECTIVA sobre la situación y procedió a comentarme: Mira Gaby conoces que es un holograma, pues bien, Rubén se ha convertido en un holograma, un holograma que era en tercera dimensión como los conocemos, era visible, hasta lo podía tocar y acariciar, solo que poco a poco con cada una de sus acciones se ha ido disolviendo, se diluye entre mi realidad y su realidad, hoy no me duele, me fortalece, porque esa imagen del avatar que no aparece, Rubén se encargó de diluirla, poco a poco en mi realidad es poco visible, ambos cometimos errores, solo que decidió romper la comunicación que alimentaba la relación; entonces el HOLOGRAMA está casi llegando a su fin, sin fuerza, sin color, sin dimensión solo lo que queda de una imagen, solo puntos…. eso hoy me hace feliz, ya no duele, sus acciones terminaron debilitando su propia imagen ante mis ojos, recuerdo una frase: “Tenemos poca memoria” el solo ha visto lo que le molesta de mi, sin recordar que pese a todo he estado en sus crisis de salud, financieras, y no solo en presencia sino también económicamente.

Hoy entendí lo que era mirar fuera de la caja, o desde otro ángulo, cambiar el enfoque y soltar el aferramiento; dejé de sentirme mal, o culpable porque una relación no funcionaba, he trabajado contigo mucho, mis lagrimas han sido fuente de vida, porque cada una de las lagrimas derramadas han curado esas heridas cauterizándolas, a pesar de que la cicatriz queda, hay cosas mas importantes que valorar. Me enseñaste: el amor propio, la autocompasión y la gratitud, hoy solo puedo dar las GRACIAS; cada actitud destructiva de Rubén, iba destruyendo en mi la armadura oxidada y vieja que traía, cubrían mi cuerpo, mi mente y hasta mi espíritu, eran el miedo SER YO MISMA y no ser aceptada, a soltar viejas creencias que como mujer solo servíamos como amas de casa, muchas mujeres conocidas están en la misma situación, y siguen dormidas caminando así!!!

Hoy puedo dar un significado diferente a la vida, INTERPRETARNOS A NOSOTRAS MISMAS, desde el interior, interpretar un dolor en el cuerpo, la pesadez en los hombros, el dolor en el estómago y el corazón acelerado cuando no llegan, el miedo a decirle “ya no tomes”, porque sabemos la respuesta, estar dispuesta en la intimidad aunque no sientas o no tengas ganas, es comer en silencio cuando está en la mesa él, sin darnos cuenta que sobrevivimos, pero no vivimos, buscando la manera de disfrutar cuando no está en casa.

Me fortalecí desde el dolor, rompí el cascarón que me contenía para crecer y SER VISIBLE PARA MI, no para los demás o para el mismo Rubén, y como me explicaste, le abrí la jaula al pensamiento, liberando mis miedos, y confiando en mi, en mis decisiones desde el corazón.

El HOLOGRAMA de Rubén, se desvaneció… ya no brilla, ni está en tercera dimensión, quedo para el recuerdo, ahora doy otro significado a mi vida, mi corazón late, respiro, VIVO!!!! eso me hace feliz, la vida está dentro y fuera de mi, no atada o anclada a otro ser que destruye a su paso si la mujer se deja. Hoy estoy re-conectando conmigo misma, conectando con los rostros de mi historia, y llegando a mi árbol interno, mi refugio, mi paz, se quien soy y a donde me dirijo…

Con dos sesiones mas para el cierre, Amaya logró iniciar una nueva vida, que había sucedido: Rubén no podía aceptar que su esposa fuera feliz haciendo lo que le gustaba y lo hacía bien, Amaya es una mujer comprometida, trabajadora, responsable, su mas grande error o defecto como usted querido lector quiera verlo era que AMABA DEMASIADO, pero no a ella misma, sino a los demás, con muchas carencias enfrentó la vida, logrando superar momentos de crisis, duelos, y hasta enfermedades, agresiones e infidelidades, “Todo por mantener unida a la familia” y a que precio, hoy con una nueva mirada toma las riendas de su vida, estudia, trabaja, viaja, tiene su propia cuenta bancaria, se siente realizada, con una nueva perspectiva logra observar y observarse, como son y como suceden las cosas, aquí viene lo mas importante: “COMO RECIBE EL SUCESO”, le quita el juicio, para solo observar y dejar que las cosas sean como son, cada uno tomará su rumbo.

¿Cuántos hologramas hay en tu vida?, ¿Cuántas veces te has sentido mal porque alguien te eliminó, te borró o bloqueo? O sigues manteniendo vivo un holograma que ya no está y solo te queda el aferramiento de anclarte a un recuerdo que te hacía sentir bien, esperando que las cosas volvieran a ser como antes. Una de mis propuestas es: Que tal si cambiamos la perspectiva como AMAYA, y permites que ese holograma deje de tener presencia, simplemente se diluyó solo, de esa manera tu enfoque y sentir será diferente. Aprender a vivir es soltar las amarras de tu nave, y dejar que la suave brisa te lleva hacia nuevos horizontes, creando una nueva realidad, no un holograma que no te hace vibrar.

O tu que opinas, me encantará leer tu opinión….

Hasta Pronto!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

Fantasma, Holograma, Luz, Sistema De Iluminación
Holograma (imagen de la web)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: