Categoría: Consciencia

Los sismos, internos y externos

Hablar de emociones es un tema rico, amplio y generador de investigaciones neurocientíficas, pero más que eso, creo que nos invita a la observación y auto-observación, a la reacción, respuesta; así como se viven y se sienten en el cuerpo. El sismo que recién vivimos anoche me ha permitido responder con rapidez, y apoyar a los míos a liberar sus emociones y también me permitió observar las reacciones de las personas cercanas en mi comunidad.

Un tema o materia que debieran tomar relevancia en las escuelas de educación primaria, media y universitaria ofreciendo información sobre como, donde, y que mecanismos usan las emociones nos ayudan a comprender los procesos que vive la sociedad, procesos personales que vivimos a diario y el abanico real e imaginario que crea la mente al reconocer la memoria de alguna experiencia. El factor sorpresa que mueve la emoción del miedo; en el caso de los sismos, nos ofrece una ruta de respuestas: Miedo, huida, parálisis, indefensión aprendida.

Experimentar la naturaleza personal, y la de los demás es por demás una tarea ardua y de autoconocimiento, dejando a un lado la evitación que ofrece el miedo como ruta de escape, para guardar en lo mas profundo de nuestro cerebro lo que genera en el cuerpo, la incomodidad.

Mediante el trabajo de autoconocimiento, encontraremos recursos que nos brindan una mejor comprensión de los sucesos de la vida diaria, del pasado y del comportamiento social. Crear nuevas condiciones enfocadas en la activación de la empatía, la compasión, la bondad, y comprensión de las diversas formas de pensamiento, aplicando a ellas todo lo anterior, sin discriminar ni hacer juicios sobre los estilos propios de vida de cada persona.

Mediante el autoconocimiento se logra una visión mas clara, escuchando la voz de la intuición, y transformando nuestro conocimiento hacia la vida personal, en aras de crear ambientes mas sanos, saludables que permitan dar asignaciones diferentes a los suceso cotidianos y los proceso internos tirando viejas creencias, que han evitado la expresión clara y precisa de como se viven, se registran, se asignas y se responden a las emociones.

Crear compromisos con nosotros mismos y la sociedad basados en la bondad, amabilidad, comprendiendo el sufrimiento de los otros, nos permite no solo generar la empatía, sino lograr que se transforme en altruismo por los nuestros y comunidades que así lo requieran, rescatando el tejido social lastimado, discriminado, y abusados por causas políticas que los mantienen dormidos en el rol de víctimas poniéndolos como bandera para lograr sus fines.

Integrar en nosotros este tipo de conocimiento nos permite crear nuevos caminos, abrir brecha para generar cambios en nuestras familias que repercutan en nuestras comunidades, entender sus procesos, aceptando las diferencias existentes en seres que varían desde la forma de vestir, así como integran sus constructos mentales basados en las creencias familiares, culturales, académicas, generando la cultura del Crecimiento Personal, respeto, empatía, altruismo, reconociéndonos seres resilientes en esto llamado vida.

Que después de una noche oscura de sismo en sus procesos internos, puedan descubrir el caos que deja, solo para poner cada emoción en su lugar, remover escombros, tirar las viejas creencias y generar nuevas rutas de acceso a la nueva identidad con una perspectiva nueva del mundo que habitamos.

Cuando somos capaces de auto-observarnos sin juicios, encontramos las emociones que han generado la distorsión del la realidad, permitiendo que emerjan las emociones propias de una identidad vieja, solo entonces seremos capaces de soltar eso que pesa y desde el vacío crear una nueva identidad con nuevas perspectivas de nuestro mundo real.

Hasta Pronto!

Gabydeas by Gaby Olivera®

Gaby Olivera

Autokommunikation, Conversacion, Soliloquio

Los dilemas de la vida: nuestras decisiones

Cuántas decisiones tomamos a diario? Alguna vez te has preguntado?, cuales de ellas han sido de manera consciente y cuantas de forma inconsciente dejándote llevar solo por un impulso, por sentir alegría, por que llegó en el momento preciso ese post, dándote un empujón a dar el primer paso para algo…

Existen otras aún más difíciles que requieren de el desapego emocional, sí, esa decisión que nos impide avanzar por miedo no a lo que hay detrás sino al sufrimiento sin percatarnos que ya existe, y el no decidir es ya una decisión que puede o no favorecer el sentido de nuestra vida; es mover la consciencia, quizás haciéndonos preguntas incómodas, para llegar al bienestar del Ser.

Aquí unos puntos que YO consideraría, para tomar una decisión de manera consciente:

1. Quien soy? descríbete con cualidades, valores, virtudes, carencias, y habilidades que has desarrollado.

2. A lo largo de mi vida, cual es mi estado emocional predominante. (siempre estoy triste, me siento sola, la gente no me entiende, soy alegre, el enojo es parte de mis momentos, la ira se presenta siento poco tolerante, la culpa y vergüenza hace presa de mis momentos sintiéndome vulnerable.

3. Reconoce que te motivo cuando tomaste esa decisión que trajo consecuencias severas, por ejemplo: el gasto que provocó no puedas pagar la tarjeta, ese alimento que comes a diario que te gusta y ha provocado un aumento de peso, no cerraste una venta con un cliente por no ceder, si observamos que detrás de cada decisión hay una intención, pues es momento en observar ¿Cuáles son tus intenciones? y el ¿Para qué? quiero esto.

4. Dice el Rayo McQueen, protagonista de las películas Cars, “Una curva a la vez” , angustiarte por el futuro, solo trae sufrimiento, desmotivación y dejar inconclusos tus proyectos. Que te parecería, tener clara la meta, indiscutible, solo que vamos por objetivos, cumpliendo uno a uno, eso es construir, tomas decisiones acertadas, creer en ti, y tener confianza en lo que estás construyendo, sin importar lo que los demás digan o vean. Solo tu sabes que se está gestando con cada decisión tomada.

5. Escuché alguna vez “Te invito a sentarte en la silla del fracaso“, me pareció interesante la pregunta, y escuché con detenimiento, sabes todo mundo te habla de el “Traje del éxito” y yo una de ellas, ahora decidí cambiar mi narrativa, cuando nos sentamos en la silla del exitoso, vemos un panorama que alimenta el Ego, enciende reflectores, crea vínculo con lo externo por como somos el centro de atención que es lo que muchos buscan, cuando no son capaces de escucharse a ellos mismos, y cuando no llegan al éxito entran en la vorágine de la confusión, alejándose del aprendizaje, culpándose. Si somos capaces de sentarnos en las dos sillas, la del éxito y la del fracaso, podemos comprender cuales son las aguas turbulentas donde puedo caer, y también como puedo y con que salir de ellas. Crea tus diferentes escenarios, y desde ahí conecta con la intuición para tomar una decisión, la que consideres más conveniente, enciende los reflectores internos, y baja la luz a los externos.

6. Busca la opinión del que ha construido, de personas con Fe, valores, que puedan contribuir a tu crecimiento.

7. Cada proyecto que duerme el sueño de los justos ha sido también una decisión. Cuidado porque soñar no cuesta, poner en marcha nos mueve de la zona del confort a la zona mágica de la realización.

Espero te sirvan estos puntos para un auto-análisis honesto, compasivo y amoroso, ofreciéndote un historial de cada decisión tomada en tu vida, sus beneficios y sus consecuencias.

Hasta Pronto!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

Frase de la Película: Rayo McQueen de Pixar

Una mirada con lupa…

La lupa nos permite amplificar la imagen para observar mas a detalle las características del objeto deseamos conocer. La curiosidad se apodera de cada uno cuando decidimos usar un instrumento como este para aprender, e integrar a nuestro conocimiento la experiencia de visualizar y discernir entre lo que veíamos sin aumento, a lo que en realidad es la esencia mostrándonos su interior.

La pandemia, ha fungido como una Lupa, mostrando las necesidades de una realidad ficticia en la que vivíamos como humanidad. La realidad nos muestra que somos capaces de jugar con roles que nunca pensamos ni imaginamos serían nuestros. Me estoy refiriendo que de manera inconsciente y por la misma necesidad nos convertimos en cuidadores, si lo he escrito bien: CUIDADORES, un rol que solo pensamos era de el personal sanitario, los cuidadores mentales como los Psiquiatras, Psicólogos, Terapeutas, tenemos el “Deber” de ser “CUIDADORES o SANADORES”

Todos tenemos ese rol en algún momento de nuestra vida, y más ahora en medio de la pandemia. Vivimos lo que en realidad toma significado en el “CUIDAR”; nos toca hacer vibrar las fibras más sensibles del corazón de un ser muy cercano o quizás un desconocido, mediante tiempo, poniendo atención al escuchar a alguien en situación de crisis, o que atraviesa una enfermedad, escuchar el dolor al perder un ser querido, también la perdida del trabajo, teniendo que perder hasta los bienes materiales para poder subsistir.

Estos momentos de quiebre que no solo han tocado la salud física o mental, sino también el Alma, podemos dar compasión; acompañar con el corazón y el Alma a esas personas que están sufriendo sintiendo impotencia, soledad en medio de la enfermedad . Observemos con más detenimiento lo que SI PUEDES HACER POR OTRO, tener empatía, sentir compasión, y puedes apoyar solo decir unas palabras valiosas: TE COMPRENDO, ESTOY CONTIGO, TE ACOMPAÑO, TE BENDIGO.

La fatiga se ha hecho presente en todos, y de diferentes maneras, emocional, vínculos familiares, incremento en horas laborales, tratamos de comprender la Muerte desde valorar la vida, la respiración, la responsabilidad social. Hoy comprendemos la vulnerabilidad del ser humano, y que fuera de todo ego, hoy sabemos que necesitamos de otros seres, no solo de uno, de muchos para poder sobrevivir en medio de este mundo carente de Fe, de bondad, de empatía, de compasión, donde el control, la manipulación, por encima de dignidad humana ha hecho que gobernantes muestren deshumanización por el que menos tiene. Hoy ocupan los titulares las “vacunas”, el pleito por la eficacia, y poco llamativos son los seres mas pobres, los que mas sufren, los que menos tienen, y que no pueden pagar por un servicio médico decente.

Han emergido las emociones primarias, esas que estaban cubiertas y bañadas por el ego, el apego, creando crisis en aquellos que no han sido capaces de crear esos bypass entre la mente-cuerpo-espíritu, para despojarse del oropel que cubre sus mentes, carentes sensibilidad y percepción; que importante es ver mas allá de sus límites, esos que tienen en el horizonte donde solo los ha llevado a cubrir las necesidades que ha impuesto una sociedad para poder ser parte de la misma. Hoy con una mirada desde la lupa de esta pandemia, la vida nos recuerda que venimos a SERVIR, a trabajar en equipo, adaptarnos a las circunstancias, a crear con lo que tenemos, aprender del dolor de los nuestros, a creer en DIOS, aunque muchos lo nieguen, ser y sentir GRATITUD por todos aquellos que nos han ayudado y enseñado algo en este momento de ruptura.

Hasta Pronto!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

La mejor marca, lleva mi nombre.

Hace unos días me dediqué a leer lo que posteaban muchas mujeres en diferentes grupos de FB, la gran mayoría era de ventas, grupos bien organizados, con sus días de ventas, otros, aceptando muchas solicitudes para hacer crecer esos grupos “en bien de la comunidad”, la labor que realizan es valiosa, pero…. aquí viene lo interesante las administradoras solteras o madres, casadas o no casadas, muchas de ellas no están capacitadas para llevar grupos tan grandes, aún con sus actividades personales, y laborales se echan a cuestas este trabajo; gracias al confinamiento hoy un 90% de las mujeres que ahí leí están rebasadas, y poco tolerantes. 2.- Las mujeres así como somos excelentes cadenas de apoyo y ayuda también podemos destruir y dar en la yugular a otra, es increíble el nivel de agresión que existe en esos grupos, y si no le caes bien a la administradora te expulsan del grupo ya sea por una falta en el reglamento o porque les hiciste una sugerencia que no les gusto, no reconocen lo imperfectas que pueden ser como seres humanos.

Todo esto me llevó a observar que la Pandemia nos ha llevado a todos a voltear a ver nuestras marcas, si, leyó usted bien, en estos grupos voltearon a ver sus zapatos de marcas, ropa y bolsas caritsimassss, para ponerlos en venta porque o fueron despedidas ellas o el marido o ya no les alcanza para pagar la tarjeta, la renta o la manutención.

Lo interesante es que no se han fijado en las marcas personales, esas que han dejado los traumas, las pérdidas, que han llevado a llenar vacíos donde van perdiendo el equilibrio, entrando en un estado de caos sin poder identificar porque esos cambios de estados de animo, y que emociones les anteceden y preceden a estos; vivimos en la danza de los números, esos que nos reportan a diario que incrementan los ingresos a los hospitales, los fallecimientos, las evoluciones o los que están en TI, frente a este cúmulo de bombardeo externo, cabe resaltar el bombardeo interno es aún peor, sin percatarnos de donde viene, sin sentir lo que sentimos, solo manifestamos incomodidad, agresión, envidia y es que el bombardeo interno nos exige una reconexión con nosotras mismas; Mujeres multitask, para poder cumplir con las tareas, hijos que no obedecen, frustrados, adolescentes vacíos, sin un objetivo, hoy se ven saturadas, histéricas con sentimientos de culpa por no comprender, entender y dar un trato mas amable a los hijos y a la pareja. (Me refiero a ambos, tanto ellos que han quedado desempleados y hoy hacen labores de casa y toman su rol de padres).

Pues bien, esta pandemia, está dejando al descubierto cómo veníamos viviendo, de que marca dependíamos, tanto de ropa, calzado, comida, como de la marca de tarjeta de crédito, cuentas por pagar, bocas que alimentar, lo que si es una realidad que la brecha entre los que tienen y los que menos tienen se ha hecho mas grande, entre politiquería, guerras del que posee el control en el gobierno, debates, siguen formando parte del bombardeo externo, llenando de miedo y pánico al que no conoce sus capacidades y es capaz de desconectarse del exterior.

Hemos escuchado mucho hablar de Bienestar, de practicas de yoga, de meditación, de mindfulness, de h´oponopono, solo que menos de la mitad buscan el verdadero bienestar, los demás lo incluyeron como moda; todo esto es trabajo para el bienestar, la gran diferencia entre un estilo de vida y la suma de lo que aporta una filosofía es encontrar el camino de reconexión con quien verdaderamente soy! Introspección, atravesar el umbral de mi oscuridad para poner luz, mis carencias, mis miedos, mis traumas, mi apegos, heridas de la infancia, mi falta de voluntad y poder interno, baja autoestima, así como la poca aceptación de mi misma.

Las marcas en nuestra vida, las heridas no sanadas, las cicatrices, los pensamientos recurrentes, han venido a ubicarnos y dejar en claro lo cosmopolitas que somos, aparentando ser quien no somos, imitando a otros por costumbre, hemos perdido la identidad la marca personal, con sus respectivos claro-oscuros, con sus matices, sin comprender que existe la posibilidad despojarnos de lo que nos pesa.

La pandemia, ha prendido el foco rojo en la humanidad, y nos invita a representar quien somos, mejorar las relación con nuestro SER, mejorar la relación con los seres queridos, así como con los animales y naturaleza. Dejar de ser leal a las marcas para ser leales a nosotros mismo, ya que hoy basta ver que ser cosmopolita de nada nos sirve en un mundo enfermo y confinado, donde solo se sale a pasear al Hospital, a las consultas, algunos trabajos, la pasarela hoy es limitada y toda las marcas están guardadas en un closet, en medio de la oscuridad, mientras que las emociones no reconocidas e identificadas han hecho su arribo para mostrar la vulnerabilidad de un ser, que ha estado aletargado, dormido, durante muchos años.

Ponga luz en su oscuridad, no se quede en el umbral, traspáselo, sentirá dolor, pero estoy segura que le va a gustar lo que va a descubrir, sea fiel, amable y leal a usted mismo que la mejor marca es la que lleva su nombre.

Hasta Pronto!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

Y donde quedó todo….

Hacer un escaneo en la vida, o pasar nuestra vida por una maquina de rayos X, nos va a encaminar por una ruta llena de sorpresas unas gratas y otras no tanto, quizás durante el tiempo que llevamos en confinamiento ha servido para comprender el peso que llevamos de lo que no nos pertenece, ocultando, tras un tipo de vida que no es la nuestra, observar que la radiografía arrojada es un real reflejo de lo que llevamos en el interior, huecos, grandes hoyos negros llamados vacíos.

Espejismos que brillan de diálogos internos que tenemos con nosotros mismos creyendo cuentos que no son, que no existen, falsas realidades que impiden conocernos tal cual somos, personas llenas de carencias, y que hoy durante la pandemia, emergen como emociones nuevas, tristezas, miedos, ansiedades, culpa, juicio y malestar por la gran desconexión que tenemos con nosotros mismos, por falta de un honesto y amoroso auto-encuentro con el ser que soy, que hay que hacerlo crecer, madurar, aceptar, reconocer; simplemente ser quien eres…

Lo que me susurra al oído…

Todo lo que nos llega a través de un móvil, es como un nutriente para nuestra mente, pensamientos y emociones, sin darnos cuenta de que podemos estar llenando de basura nuestro ser. Cada una de las redes sociales, es también un nutriente para nuestro bienestar, ¿Qué elijo leer y escuchar? ¿A quién elijo tener en mis contactos? ¿Cuántos amigos tengo que realmente conozco? ¿Cuántos son verdaderos desconocidos que solo llenan uno más de los vacíos: el Tener mas número de contactos, seguidores, con el afán de crear nuevas estrategias para lo que hago en la vida. Todo esto se extiende a nuestros hijos, no solo los adultos tenemos quien nos susurre y nos nutra, también ellos, están conectados a los móviles, a la lap, o al PC, en una época donde el despertar de la consciencia es el boom; pero que lejos de todo ello volvemos a subirnos en un barco donde alguien lleva el timón de nuestra vida… LAS REDES SOCIALES, convirtiéndonos en personas programadas incapaces de discernir lo que voy a consumir de ellas, el menú es tentador y basto, saciando un morbo durante las horas de vigilia que paso en el día y gran parte de la noche.

Reconociendo mi aridez….

Decía el Padre Larrañaga que la aridez es como la noche oscura, donde sentimos la soledad, el frío que cala los huesos, nos sentimos abandonados, y eso es precisamente lo que ha traído la pandemia, en paso de el umbral entre la luz del espejismo a la oscuridad de mi aridez, de lo que realmente soy. ¿Quién soy sin tanta bolsa, zapato, ropa de marca, en el confort o incomodidad de la vida en casa? ¿Quién soy sin la vida en el gimnasio y el desayuno con las amigas? ¿Quién soy cuando ya no voy a dejar a los hijos a la escuela y ahora opero como la maestra para algo a lo que no estoy preparada/o y me siento incapaz? ¿Cómo me siento cuando experimento la frustración de no lograr que los hijos obedezcan? ¿Qué siento cuando Yo o Él hemos perdido el empleo y comienza la desesperación por pagar tarjetas, y no hay para comer? ¿Qué emociones me invaden cuando al finalizar el día me siento culpable por haber regañado al hijo, dado un golpe, o aplicar un castigo por mi falta de paciencia? ¿Cómo enfrento la desesperación de una pérdida, por trabajo, por un ser querido, por un hijo, por un miembro de mi cuerpo, por la salud? ¿Cómo se vive el duelo a solas, acompañada, que dirán? Y si nos detenemos por un instante y nos sentamos a reconocer la incomodidad que viene con todo este desajuste y ruptura de la vida así como el cambio a la nueva forma, la nueva ruta que ha tomado nuestra vida?

Integrando a los procesos…

Hace tiempo que leía en un libro a cerca de aprender de nuestros maestros, y eso hablaba de los maestros internos y externos. Cuando vivimos en la comodidad y el confort, todo lo tenemos, pero….. algo nos falta, y ese algo comienza a llenarse por cosas materiales que terminan siendo una carga. Así como nos acostumbramos a la comodidad con rapidez, podemos acostumbrarnos a la incomodidad?; eso requiere de un entrenamiento mental. Hacer un alto para reconectar, cablear de forma diferente el cerebro para sentir los beneficios de la neuroplasticidad del cerebro que se refleja en nuestro cuerpo influyendo de forma positiva en la percepción de la realidad creando un ambiente de bienestar. Grandes son los maestros Budistas que mediante su trabajo en las diferentes meditaciones han logrado sentir comodidad dentro de la incomodidad, gozo, empatia, compasión todo está en la mente. La vida nos pone en situaciones incómodas en las que cada uno puede elegir sentirse bien o mal. Esto forma parte de nuestro crecimiento personal, …..”aceptar a nuestros maestros Zen, tu evolución hacia la fortaleza y plenitud requiere que no le des la espalda cuando aparezcan en el camino…” R.S. La frustración e incomodidad puede llevarte al aislamiento, y se trata de integrar, conectar, reconocer emociones y todo lo que emerge de ese interior, es eso oscuro que ves en la radiografía de la vida. No se trata de conectar el exterior para evadir, se trata de conectar el interior para resurgir y re-nacer en un auto-encuentro amoroso, compasivo, benevolente, y poner luz en esa oscuridad incomoda para sentir realmente lo que siento. (y lo he dicho bien), aprendamos a sentir.

Mi comunicación, con mi autenticidad.

Lograr nuestro equilibrio solo requiere tener comunicación, crear un dialogo interno honesto, reconocer cada cualidad, logro, y también carencias, oscuridades, debilidades, y ser capaz de atravesar ese umbral. La conexión con la somática del cuerpo nos permite conocer cuando la incomodidad, el juicio y la culpa se hacen presentes, o cualquier otra emoción, Aprendamos que nuestro cuerpo no miente es el mejor indicador de que algo no anda bien, de que algo me molesta, poner atención en la intensidad de la emoción para regularla, no controlarla, la emoción no se puede ocultar, y todo lo que ha surgido durante este tiempo de confinamiento habla de lo que emerge de nuestro interior, de quien somos, de nuestra esencia, dejemos de ver el reflejo de la capa superficial con la que hemos cubierto nuestro SER.

Hasta Pronto!!!

Gaby Olivera Gabydeas by Gaby Olivera®

Enfrentando Desafíos…

Entramos en la recta final de agosto, y como un abrir y cerrar de ojos se ha ido el año, unos han invertido su tiempo de alguna manera, tomando cursos, otros en un principio adaptándose a una nueva forma de vida, cambio de hábitos sino es que casi todos, algunos más sufriendo la pérdida de un ser querido, amigo, conocido, otro sector enfrentando la pérdida de trabajo y buscando o creando algo para poder solventar los gastos; ahora con el ingreso a clases desde la forma virtual, los padres conocerán aún más a sus hijos, que si son dispersos, que si no están acostumbrados a aprender por zoom, y conocer a los hijos de una forma diferente.

Y en general cuantas cosas te atreviste hacer durante este tiempo? ¿Cuantos miedos te detuvieron durante toda la vida y ahora la necesidad, la nueva forma de vivir te invitaron a dar ese paso que pensabas difícil? ¿Qué meta lograste? ¿Que descubriste de ti mismo? ¿Con cuantas emociones te enfrentaste para conocer que son parte de tu persona? ¿Cuanta ansiedad vives aún al estar en casa aprendiendo una nueva forma de vida, de generar una economía estable?

¿Has observado que has creado al igual que muchos una nueva identidad? Crear una nueva identidad es un nuevo desarrollo del Ser basado en el conocimiento; pero también en la experiencia, en los recuerdos, en las emociones que has identificado en este periodo permitiéndote elaborar una nueva narrativa de tu nueva identidad.

Jugando con nuestra memoria………

Hacer uso de la memoria a favor es trabajar en positivo, retándonos a nosotros mismos para alcanzar metas; sin embargo en ocasiones sino es que la gran mayoría, la mente nos juega en contra, hace recordar con la somática y el pensamiento que no podemos, que ya lo hemos intentado y hemos fracasado, es común para nosotros trabajar siempre con el pensamiento negativo, poner foco a aquello que nos duele, sin ser conscientes que así no podemos crear nueva identidad que nos favorezca; nutrirnos de la misma narrativa fatalista, diciéndonos siempre lo mismo, frases como: estoy salado, a mi no se me dan las cosas, soy un perdedor, esto no es para mi, no puedo, y que sé yo cuantas frases más hacen de nosotros tomar decisiones poco favorables, dejando atrás historias y experiencias que nos han regalado información, aprendizaje; pero sobre todo una posibilidad de elegir diferente en estos momentos.

La re-conexión, una puerta abierta a la nueva identidad.

Hoy que conocemos los beneficios de la Meditación, y no es que te conviertas a otra filosofía o cambies tu credo, sino que integres a tu día a día, técnicas o métodos diferentes que ayuden a ese nuevo desarrollo del ser, es importante considerar que una manera de re-conexión con el cuerpo y la mente te la da la Meditación, que mediante diferentes técnicas ayudan a crear un puente entre tu somática y tu mente.

Equivocadamente pensamos que solo con eso lograremos toda la vida estar en calma, y no es así. La meditación nos permite identificar el estrés en que vives, la ansiedad, aunque lo más importante es conocer el idioma de tu cuerpo, que manifiesta y desde donde viene esa emoción. Así como el pensamiento y la experiencia que lo genera. De ahí que se pueda identificar de todo el abanico de pensamientos que genero en un día con cual voy a que darme? ¿Cuál será ese pensamiento recurrente que me limita a dar el siguiente paso? ¿Cual de todas las experiencias vividas positivas voy a recordar para impulsarme hacia un nuevo desafío? Y así elegir desde el pensamiento, desde el logro, la confianza el siguiente paso. La meditación nos abre a la posibilidad de crear y reconocer traumas y duelos no vividos, que hemos guardado el esa maravillosa computadora llamada cerebro.

Desconectado, como saberlo?

Convertirnos en observadores de nuestra propia experiencia nos permite identificar que tan desconectados estamos internamente; por ejemplo:

  1. Vivir fuera del presente
  2. Que mi pensamiento oscile entre el pasado y el futuro sin hacer una parada en el presente.
  3. Desconocimiento de las manifestaciones de mi cuerpo-
  4. Dolores que se presentan durante mucho tiempo.
  5. Presencia de estrés
  6. Desconocimiento de mis emociones
  7. En que parte del cuerpo se manifiestan llamando mi atención y yo no les hago caso.
  8. Separarme del juicio y la crítica
  9. Conmigo y con los demás. Esa red de pensamientos que son recurrentes y vienen a mi mente para enjuiciarme.
  10. Observar el pensamiento rígido, aferrada al control, la verdad absoluta, miedo, la desesperanza. Falta de autoconocimiento

Como verás todos hemos creado una nueva identidad, solo que de ti depende que tipo de identidad quieres tener para seguir enfrentando los desafíos de la vida, que nos invita a probarnos a nosotros mismos, reconocernos, re-conectarnos y re-inventándonos en una nueva forma del Ser.

Hasta Pronto!!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

Eres maestro de la elección, te habías dado cuenta?

¿Buscamos la elección correcta siempre? Dudamos, perdemos tiempo en elegir, preguntamos la opinión de otros para convencernos a nosotros mismos, o bien para que nos den ese empujón a elegir lo que es correcto en ese momento.

Sabías que buscar la elección correcta también te limita? Escuchar a los demás habla de nuestra falta de auto-conocimiento, la carencia que da ese vacío de no saber que hacer, por una grieta de nuestro interior aparece triunfal la duda, el miedo, la indecisión, sin observar que somos maestros de la elección en nuestra vida, lo hacemos y seguimos haciendo todos los días, eliges la ropa, el humor con que te levantas, la ruta, las llamadas, las comida, las citas, las noticias, los programas que verás, como te das cuenta siempre vamos eligiendo y aún así dudamos de nuestras mismas decisiones.

Pero vamos al principio, ¿Quien te enseñó a elegir?, Desde ¿dónde lo haces?, ¿Qué emoción reconocías al elegir?, Que más te favoreció el no elegir? Lo aprendido desde la infancia, la pauta mental con la que fuimos creciendo, lo que escuche en casa de Papá y Mamá, sumando la experiencia, los libros leídos, la opinión de la gente cercana han hecho de mi un buen producto ( una mezcla ) que en momentos de disrupción, hacen que me pierda en la indecisión que brinda la des-conexión.

Existen estados de emoción que pueden disparar y permitirnos ejecutar una acción inconsciente y desde ahí elegimos, pero tomemos nota que no todas las emociones son favorecedoras, como en el caso de elegir desde el miedo, que puede llegar a ser hasta paralizador, o bien impulsarnos y arriesgarnos a tomar un cambio; las sensaciones provocadas en nuestro cuerpo son el mejor indicador de que ese miedo quizás no me pertenece del todo, probablemente lo aprendí en mi infancia y está guardado en esas memoras, que ante una situación igual, nos provocan sensaciones ya conocidas y nos impulsarán a ejecutar igual que antes, trayendo el mismo resultado, y más de lo mismo.

Solo que si, nos preguntamos que es lo máximo que puedo hacer desde aquí? Que puedo crear con esto que me ofrece este camino disruptivo? Podremos abrirnos nuevamente al vacío que ofrece la posibilidad, la posibilidad de decidir y elegir de forma diferente; de crear, experimentar, de soltar esas pautas mentales de lo correcto, o limitadoras que disfrazan los miedos ocultos y dudas o quizás hasta los “hubieras” y permitir que las emociones alboroten la mente y la consciencia, para que salgan a la superficie las reales y verdaderas elecciones del teatro mental.

Podemos darnos a la tarea de asumirnos como MAESTROS DE LA ELECCIÓN, y permitirnos sentir lo que está enraizado en nuestro interior, consciencia, mente, cuerpo, emoción, para dar un giro, y resignificar nuestra vida, donde hemos abierto la puerta al sin fin de posibilidades que está en el universo para cada uno.

Dejemos de buscar y elegir lo que es correcto, y mejor comencemos a preguntarnos al elegir: “¿Que más puedo crear con esto que me ofrece la vida?”, “¿Cómo puedo engrandecer lo que tengo enfrente?”, “¿A quienes puedo favorecer con esta elección?”, de esa manera tendremos una perspectiva diferente y evolutiva en el peregrinar de esta vida…

Hasta Pronto!!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

Nuestras percepciones….

Miedo, critica, juicio, es lo que encontramos cuando desconocemos lo que existe, ofrece, o aporta un conocimiento nuevo, imagino que alguno de los lectores le ha pasado…. o solo seré yo?

La percepción del mundo está basado en el constructo mental, esas estructuras rígidas llamadas creencias con las que hemos ido creciendo, evitando que podamos mover o reestructurar las formas de pensamiento con las que percibimos el mundo. Una visión empañada, gafas sucias que distorsionan la realidad.

Esto se da mucho en el caso de las creencias religiosas, (con todo respeto trataré de ser clara), la ignorancia y desconocimiento de algunos temas asustan, dan miedo, el conocimiento a mucha de nuestra gente espanta, estaré cometiendo un gran pecado? Será que son cosas del mal? Y sin conocer lo nuestro a profundidad, comenzamos hacer juicios y auto-castigarnos imponiéndonos penitencias sintiendo culpa por no abrirle la puerta al conocimiento y aprender a discernir.

El conocimiento nos invita a la reflexión, a la re-afirmación de convicciones, a la apertura y construcción, desarrollo y evolución de una nueva mentalidad. Enfrentarnos a la confrontación interna, esa que nos pregunta y cuestiona los para que’s de la vida, nos abre la puerta de la transformación; lo mismo sucede cuando se habla de la energía, que si el New age, que si esto o lo otro… cuando somos personas energéticas, cargadas por lo positivo o negativo de nuestros cuerpos, hemos olvidado que aprendimos en la escuela las cargas positivas o negativas de los elementos (valencias), y así también con la meditación, en fin.

Abrirnos al conocimiento es una posibilidad de expansión, es probar y mirar con nuevos ojos, gafas limpias, tener otra perspectiva, mover nuestra estructura y formas, patrones y juicios de lo que es la realidad.

Despertar la intuición es re-conexión, pensar por uno mismo dejando atrás lo aprendido, para re-aprender bajo la propia experiencia, o será que nos da miedo reconocer que manifestamos comportamientos y conductas aprendidas de otros, con la creencia de romper la lealtad a aquellos que nos engendraron, atesorando creencias impuestas por una sociedad que limita, juzga y critica.

Aprendimos a mirar al exterior para tener referencias de lo que somos o la tendencia a comportarnos; re-interpretar nuestra historia del pasado ayuda a la transformación, de la habilidad que tengamos para poder responder a nuestras necesidades.

¿Cuál es tu perspectiva sobre lo que vives? ¿Cuántos juicios hace de otros, sin detenerte a observar que solo es un constructo mental? y no basado en la propia vivencia, sino en lo aprendido…. Somos seres emocionales, energéticos, permite que se haga de manifiesto la forma de expresar, activar, liberar y desactivar lo que cada uno contiene.

Las gafas con que miras la vida, están limpias o aún están empañadas? Hasta Pronto!!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

imagen de la web

Descubriéndote como un nuevo líder

Cuántos líderes han influido en tu vida? Sii, ese, gurú, mentor, guía, que es exitoso en el ámbito en el que se desenvuelve, es el coach que te impulsa a planear, implementar estrategias, que te lleva a lograr cada meta que te pongas. Wow! personajes que aparecen en portadas de la revista como los 100 mas reconocidos por… uff!! que maravilla..; sin embargo yo hoy quiero dirigirme a otro tipo de lideres, hacía unos meses escuchaba yo que el liderazgo estaba en crisis, porque? Que faltaba en muchos de ellos?

El líder nace o se hace, era la pregunta obligada a un empresario, las dos cosas, existen líderes natos, y los reconocemos desde pequeños porque hasta en la escuela primaria ya “pintan” para influir y mover personas. El otro grupo se hace, se desarrolla con el tiempo, hacen buen uso de sus capacidades, integra nuevos conceptos, tiene visión disruptiva, genera compromisos con las personas y en las organizaciones etc… wow!

Solo que hoy quiero platicar del nuevo Líder: el Líder Familiar… exacto, ese que usted y yo estamos obligados a ser, en nuestra familia; pero que pocos toman en cuenta. Durante el confinamiento, han llegado a mis oídos la queja de personas sobre sus hijos, que si son, que sino son, que si no me hacen caso, que si ya no los aguanto, y lo más triste es escuchar a jóvenes hablar que sus padres no tienen tiempo para ellos además de no conocerlos ni comprender-los… estratos sociales de todos!!!

Desarrollar el Liderazgo en la familia, implica aceptarnos y aceptarles a ellos como son, podría decirse que son nuestro espejo, reflejan cualidades, carencias, proyecciones nuestras; su forma y estructuras de pensamiento que hemos ayudado a construir. Generar comunicación en dos vías también es todo un reto, donde la privacidad, así como independencia en un mundo disruptivo por la pandemia nos obliga a establecer mandamientos, o leyes diferentes dentro del hogar, implementar estrategias dinámicas para para el buen funcionamiento dentro de casa durante el confinamiento. Nos obliga a re-conocer quienes son nuestros hijos!!

Claro, existen padres que desconocen con quien viven, que les pasa, es tan grande la des-conexión que no identifican las emociones de sus hijos, esos trastornos como el encierro, la timidez, morderse las uñas, alteraciones en la alimentación o manías, fobias, obsesiones…. hoy los padres o cuidadores están pendientes de la tecnología, otro cambio radical olvidándose de los hijos, en el peor de los casos. Con los nuevos modos y las nuevas formas, así como las nuevas familias y sus modalidades estamos obligados a ser mejores líderes.

Te comparto unos puntos para que los evalúes, y si así lo decides quizás te pueden funcionar.

1. El compromiso es contigo y tus equiperos ( familia )

2. Comunicación en dos vías. (pareja e hijos). Escucha, siempre hay mas preguntas que respuestas, ayuda a que elijan, no decidas por ellos.

3. Acepta sus logros felicita, y corrige en privado a manera de que ellos puedan encontrar la experiencia, sin juicio y sin culpa.

4. Enséñalos a ser responsables de su propia vida, de sus decisiones. Solo somos guías. Finalmente un día tomaran su camino.

5. Escucha sus angustias, conoce sus miedos e inconformidades

6. Alienta a tener nuevos proyectos, no los tuyos ni tus sueños truncados

7. Ayuda a experimentar nuevas rutas y porque no?

8. Permite que hagan uso de su mente creativa y cuestionen.

9. Sugiere libros, y haz reuniones para comentarlos.

10. Lo que se promete se cumple, hasta los castigos.

11. Pedir ayuda no es malo, enséñales a que lo hagan sin sentirse mal.

12. Importante hacerlos responsables del auto-cuidado de su cuerpo y salud mental.

Platica con ellos, todo lo que pueden aportar al mundo, así como sus beneficios, habla de la importancia de los valores; integrate al equipo que formaste, el que deseaste y amas por sobre todas las cosas, conviertete en el Líder de hoy, permite que tus hijos tengan las herramientas suficientes para enfrentar las nuevas formas que nos impone la vida, pero sobre todo reconoce tu capacidad de amar, para poderlos guiar por la vida.

Te animas a ser el Líder Familiar, aunque no aparezcas en ninguna revista?, solo sentir la satisfacción como Padre, Madre, Guía, de hombres y Mujeres triunfadores y exitosos del mañana. Hay mucho trabajo por hacer…..

Hasta Pronto!

Gaby Olivera

Gabydeas®

Experimentando Cambios

En esta etapa de disrupción, des-cubrir aspectos que no conocíamos de nosotros, ha sido una verdadera aventura, creíamos, pensamos, que estabamos bien, corriendo por doquier para avanzar, y crecer. En un mundo de exigencias, creando necesidades, para después ofrecernos una puerta a la pertenencia de un grupo social, aceptación, aprobación, status.

Transformar, competir, luchar, actualizar, son términos agregados a nuestra narrativa diaria, buscando el arquetipo en el que mejor encuadraba mi imagen, mi yo, sentíamos la insaciable necesidad creada por nuestra sociedad de poseer, tecnología, moda, hasta la basta colección de cursos ofrecidos haciéndonos creer que eramos lo máximo con el cúmulo de Certificaciones rimbombantes que durante años nos dieron buena economía, re-conocimiento, e imagen. Solo que olvidamos un pequeño detalle, al SER, nutrirlo, alimentarlo, dejarlo existir sin exigencias ni formas, sin estructuras ni esquemas, simplemente por el Ser en si mismo.

Hoy mi reflexión va encaminada a comentarte que esta parte del crecimiento personal, me ha llevado a la meditación, a re-conectar con el cuerpo, sí, con mis emociones, con lo que siento. En un ejercicio diario, siento lo que siento, poniendo foco en mi respiración, en como entra en ese espacio donde compartimos convirtiéndonos continuidad del universo que fluye como energía a través de mi.

En un dar y recibir, conectada con la manifestación de un cuerpo que llama a la atención de la tensión, del estrés acumulado, de la emoción, volvemos a ser uno mismo, sin separación, donde esta hermosa circulación nos permite vivir con nosotros mismos en un inhalar y exhalar la vida, un intercambio suave como brisa, lleno de generosidad, sintiendo y observando que eso soy, soy paz, soy amor, soy calma, soy felicidad, soy capacidad, soy fuerza, soy voluntad, soy amor, soy luz, soy tristeza, soy alegría, soy esperanza. Sin requerir de nada mas, puedo conectar con mi cuerpo, y des-cubrir la divinidad que habita en mi, cada órgano de mi cuerpo respira, late, funciona sin necesidad de que yo le recuerde su tarea, su deber, solo contribuye, está, es….

En un fluir como proceso dinámico de la vida, de constante generosidad, abundancia, me permito sentir, mediante la respiración, poniendo foco en cada parte de mi cuerpo como si lo escaneara para encontrar la necesidad de liberar, dejar de contener y controlar la emoción existente en un zona particular donde late, escondida en las memorias celulares, esperando su turno para ser liberada, y no olvidada por la separación e indiferencia a mi misma; en un mundo que invita a ser incluyentes donde sin darnos cuenta nos excluimos a nosotros, a nuestras emociones, y sentimientos.

Hoy en el confinamiento mi tarea es re-aprendo a ser YO, a re-conectar, a transformar liberando ese espacio de estrés, angustia, ansiedad, miedo, para traspasar, y unirme en un instante conmigo misma, recuperándome y re-encontrándome en este el sendero de la vida. Trabajando en mí para no olvidar la bondad, la nobleza, la caridad, en una sociedad des-humanizada sin reconocer al hermano, solo enfrentándonos hombre vs. hombre, y no perder de vista la dignidad, la esperanza y el coraje por salir adelante; sin infringir dolor a otro y dejar de sentir compasión.

Qué has descubierto en esta etapa que ha cambiado los modos y las formas? Qué has incorporado a la vida? Cuánto ha cambiado tu narrativa? Que palabras han surtido efecto y están en acción para trasformarte y contribuir a tu gente? Tu registro de empatía, altruismo, compasión, que nivel tiene hoy? Cuantas estrategias de resiliencia has puesto en acción para vivir y no sobrevivir en este momento y salir fortalecido? Te has podido adaptar a las nuevas formas en caso de haber tenido una perdida por el COVID-19?

Como sociedad hemos aprendido algo? O nos hemos vuelto a saturar de cursos, imponiendo a nuestros colaboradores actualizaciones, rompiendo la dinámica poco funcional de los hogares en crisis? Siguiendo el mismo camino, pero ahora confinados, ese camino de des-conexión, con un estrés mayor por cumplir con tantas tareas que no me permiten sentir la suave brisa de mi respiración. Te invito a regalarte 5 minutos al día, solo para respirar un poco de la vida, estando presente en ti mismo, experimenta y siente, re-aprende y des-cubre.

Hasta Pronto!!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®