Archivo de la categoría: Emociones

La mejor marca, lleva mi nombre.

Hace unos días me dediqué a leer lo que posteaban muchas mujeres en diferentes grupos de FB, la gran mayoría era de ventas, grupos bien organizados, con sus días de ventas, otros, aceptando muchas solicitudes para hacer crecer esos grupos “en bien de la comunidad”, la labor que realizan es valiosa, pero…. aquí viene lo interesante las administradoras solteras o madres, casadas o no casadas, muchas de ellas no están capacitadas para llevar grupos tan grandes, aún con sus actividades personales, y laborales se echan a cuestas este trabajo; gracias al confinamiento hoy un 90% de las mujeres que ahí leí están rebasadas, y poco tolerantes. 2.- Las mujeres así como somos excelentes cadenas de apoyo y ayuda también podemos destruir y dar en la yugular a otra, es increíble el nivel de agresión que existe en esos grupos, y si no le caes bien a la administradora te expulsan del grupo ya sea por una falta en el reglamento o porque les hiciste una sugerencia que no les gusto, no reconocen lo imperfectas que pueden ser como seres humanos.

Todo esto me llevó a observar que la Pandemia nos ha llevado a todos a voltear a ver nuestras marcas, si, leyó usted bien, en estos grupos voltearon a ver sus zapatos de marcas, ropa y bolsas caritsimassss, para ponerlos en venta porque o fueron despedidas ellas o el marido o ya no les alcanza para pagar la tarjeta, la renta o la manutención.

Lo interesante es que no se han fijado en las marcas personales, esas que han dejado los traumas, las pérdidas, que han llevado a llenar vacíos donde van perdiendo el equilibrio, entrando en un estado de caos sin poder identificar porque esos cambios de estados de animo, y que emociones les anteceden y preceden a estos; vivimos en la danza de los números, esos que nos reportan a diario que incrementan los ingresos a los hospitales, los fallecimientos, las evoluciones o los que están en TI, frente a este cúmulo de bombardeo externo, cabe resaltar el bombardeo interno es aún peor, sin percatarnos de donde viene, sin sentir lo que sentimos, solo manifestamos incomodidad, agresión, envidia y es que el bombardeo interno nos exige una reconexión con nosotras mismas; Mujeres multitask, para poder cumplir con las tareas, hijos que no obedecen, frustrados, adolescentes vacíos, sin un objetivo, hoy se ven saturadas, histéricas con sentimientos de culpa por no comprender, entender y dar un trato mas amable a los hijos y a la pareja. (Me refiero a ambos, tanto ellos que han quedado desempleados y hoy hacen labores de casa y toman su rol de padres).

Pues bien, esta pandemia, está dejando al descubierto cómo veníamos viviendo, de que marca dependíamos, tanto de ropa, calzado, comida, como de la marca de tarjeta de crédito, cuentas por pagar, bocas que alimentar, lo que si es una realidad que la brecha entre los que tienen y los que menos tienen se ha hecho mas grande, entre politiquería, guerras del que posee el control en el gobierno, debates, siguen formando parte del bombardeo externo, llenando de miedo y pánico al que no conoce sus capacidades y es capaz de desconectarse del exterior.

Hemos escuchado mucho hablar de Bienestar, de practicas de yoga, de meditación, de mindfulness, de h´oponopono, solo que menos de la mitad buscan el verdadero bienestar, los demás lo incluyeron como moda; todo esto es trabajo para el bienestar, la gran diferencia entre un estilo de vida y la suma de lo que aporta una filosofía es encontrar el camino de reconexión con quien verdaderamente soy! Introspección, atravesar el umbral de mi oscuridad para poner luz, mis carencias, mis miedos, mis traumas, mi apegos, heridas de la infancia, mi falta de voluntad y poder interno, baja autoestima, así como la poca aceptación de mi misma.

Las marcas en nuestra vida, las heridas no sanadas, las cicatrices, los pensamientos recurrentes, han venido a ubicarnos y dejar en claro lo cosmopolitas que somos, aparentando ser quien no somos, imitando a otros por costumbre, hemos perdido la identidad la marca personal, con sus respectivos claro-oscuros, con sus matices, sin comprender que existe la posibilidad despojarnos de lo que nos pesa.

La pandemia, ha prendido el foco rojo en la humanidad, y nos invita a representar quien somos, mejorar las relación con nuestro SER, mejorar la relación con los seres queridos, así como con los animales y naturaleza. Dejar de ser leal a las marcas para ser leales a nosotros mismo, ya que hoy basta ver que ser cosmopolita de nada nos sirve en un mundo enfermo y confinado, donde solo se sale a pasear al Hospital, a las consultas, algunos trabajos, la pasarela hoy es limitada y toda las marcas están guardadas en un closet, en medio de la oscuridad, mientras que las emociones no reconocidas e identificadas han hecho su arribo para mostrar la vulnerabilidad de un ser, que ha estado aletargado, dormido, durante muchos años.

Ponga luz en su oscuridad, no se quede en el umbral, traspáselo, sentirá dolor, pero estoy segura que le va a gustar lo que va a descubrir, sea fiel, amable y leal a usted mismo que la mejor marca es la que lleva su nombre.

Hasta Pronto!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

Es algo importante para Mi….

Durante este confinamiento, han sucedido tantas cosas en el proceso de vida de cada persona, que pudiera decir TODAS son importantes para cada uno que vive la experiencia, minimizar alguna sería discriminar, en pocas palabras decir: lo tuyo no es importante, sin darnos cuenta el efecto que está causando en la vida de ellos. Desde la pérdida de la vida, así como el no de despedirse y velar a un ser querido, el perder el trabajo y tener que pagar cuentas, ser madre, trabajadora y maestra al mismo tiempo, ser mamá, nana, cocinera además de aguantar el carácter del esposo por no tener empleo. Y los padres desempleados se vuelve los apoyos en las labores de casa para que mamá trabaje. Los niños, perdieron su escuela, sus amigos, su vida, hay mas hambre en el mundo, hay mas desempleo y más violencia intrafamiliar, es un proceso evolutivo que avanza? o retrocede? dando por primera vez mayor importancia a la salud mental, todos esos demonios que viven, los alimentamos, sostenemos y nos crean caos.

En el caso de los Universitarios, así como chicos de bachilleres, han cerrado su ciclo desde casa.

…. el último día hábil de clases fui con mis compañeras al centro comercial a ver vestidos de graduación, me llevó 6 meses pagar los boletos de la fiesta de graduación, con toda la emoción, alegría, esperanza de comenzar la tesis, convivir con todos mis compañeros, la celebración al lado de mis padres, es un momento importante en mi vida, y que sucede!!!! exactamente al otro día nos confinan, se para todo, no hay oficinas, no hay respuestas, se pospone indefinidamente la fiesta, no celebración, nada…… me siento triste!!, frustrada!!!, hay muchas emociones en mi, enojo, tristeza, ganas de llorar, no puedo avanzar, necesito mover papeles en la facultad y no hay nadie que responda…..este es el comentario de Rebecca, y como ella todos los jóvenes que salieron durante estos meses de la Universidad, y que forma de concluir sus estudios.

Graduarme desde casa no ha sido fácil de aceptar y menos porque estamos en el limbo con todo el papeleo, mentorías para la elaboración de Tesis. Me llevo unas semanas asimilar la situación.

La importancia de la comunicación

Una noche, me senté con mis padres a ver una película, sonó mi celular, y se dieron cuenta que la llamada no era una buena noticia, los organizadores del evento habían cambiado las reglas, como siempre a su favor, fue entonces que estallé en llanto, y les dije déjenme llorar, estoy enojada, triste, frustrada, me siento muy muy triste, soñé con mi graduación y todo se esta yendo al carajo. … Rebecca comenta, que fue un momento diferente, Papá y Mamá me escucharon, me dieron opciones, acciones que se pueden tomar, pero creo que lo mas importante era, que mis padres me acogieron en su regazo, me abrazaron y llenos de amor me dejaron liberar la emoción que se desbordaba, sintieron lo que yo sentía. Siempre he sido una chica inquieta, vía zoom tomé un Diplomado de Educación financiera, y otros cursos, deseo de corazón tome la gente responsabilidad social, se quede en casa, use cubre bocas, todas las medidas necesarias para parar esta situación tan difícil para todos. Quiero volver a la normalidad.

Decir ADIOS, a los compañeros, sin abrazar, sentir el cariño de un abrazo, frotando la espalda, el último desayuno, café o tragos con los amigos, ha sido un STOP a nuestra vida.

Los claro-oscuros internos

Hemos dejado de lado todos aquellos estados emocionales por los que atraviesan los jóvenes-adultos, o adultos-jóvenes, abandono, violencia intrafamiliar, alcohol, drogas, depresión, aislamiento, carencia del padre o la madre, ausencia del vínculo seguro que brindan los progenitores por que se dedican a trabajar, aunque hoy todos juntos metidos en una licuadora cada uno con sus emociones y frustraciones, miedos, inquietudes; carencias, sueños detenidos, viviendo en la incertidumbre de que pasará; siempre se ha dicho que trabajar el presente es construir un futuro seguro; pero hoy ¿quién tiene el futuro seguro?, hemos de aprender a vivir y estar seguros de la impermanencia todo tiene un tiempo, solo que por vivir poniendo luz a lo exterior nos hemos olvidado de muchos procesos fisiológicos, mentales y emocionales que existen en nuestro cuerpo, mente y espíritu.

Aprendiendo a sentir, siento lo que siento….

La gran mayoría vivía en automático, sin tomar en cuenta lo que su somática expresaba, era fácil tomar una pastilla para calmar un dolor, un ansiolítico y dopar la sensación y la emoción. Aunque usted apreciado lector le parezca difícil de creer, conozco personas que al hacer ejercicios de respiración y meditación, preguntando que sientes? ellos responden: nada. Es tan grande la desconexión con ellos mismos que no saben lo que registra el cuerpo. En el caso de Rebecca, se convirtió en aprendiz de meditación, como una forma de reconexión para bajar la ansiedad, regular sus emociones, identificar el tipo de emoción, sus logros son grandes, ha dejado de padecer dermatitis atópica, ha dado otro significado a su vida, la prioridad es ella, meditar diario, inicio un negocio por internet, y le ha funcionado avanzando poco a poco, duerme bien, ha conocido la calma que existe en su interior, de manera voluntaria, ha descubierto el movimiento de la vida, adaptación a los cambios, regresar su mente a casa. Cuántos de los jóvenes en el mundo no pueden hacerlo?, Cuántos de ellos viven un infierno en casa? Cuántos son capaces de sentir y expresar lo que sienten y viven? A cuantos se les permite llorar, sentir, y aportarles herramientas para demostrarles que son capaces de crear una realidad diferente? No olvidemos a nuestros niños, no solo los de casa, también los que viven en la calle, los que padecen una enfermedad degenerativa, un cáncer, niños olvidados, … el proceso evolutivo avanzó, se detuvo, retrocedió, ha sido positivo, negativo, saque usted sus conclusiones, hoy TODOS SON IMPORTANTES.

Hoy Rebecca, está en busca de trabajo, concluyo sus estudios como Lic. Administración de Empresas, con un CV bonito, con la disposición de aportar a la empresa que la contrate; y claro, en espera de que la oportunidad le sonría.

Hasta Pronto!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera ®

Con la tormenta encima

El fin de semana me di a la aventura de manejar disfrutando la carretera, para mi es un deleite manejar, encontrar un panorama verde lleno de vida, es relajante, encontrarte con esos cuadros que brinda la naturaleza, y más cuando sales del asfalto, los edificios de la ciudad, para encontrarte con el bosque, su delicioso olor a oyamel, a pino, lo nublado del día, la llovizna; así como el aire frío que acarició mi mejilla. Fabuloso es visitar un pueblo donde los oriundos del lugar salen a vender a pie de carretera sus frutas, ciruelas, manzanas, uvas, guayabas, sandias, no podía faltar los deliciosos elotes….. todo fresco y Yo, imaginando un delicioso pan de elote bañado en rompope con un taza de café caliente.

La gente a pesar de la pandemia seguía trabajando, a unos cuantos pasos encontré varios puestos de calabazas de barro, pintadas entre naranjas, marrón, verde seco, haciendo alusión a la época otoñal…. hermosa.

Sin embargo, a mi regreso, frente a mi en un tramo de la carretera, una recta larga y sola, enorme, a mi lado derecho una gran extensión verde, despoblada; del otro lado un área llena de agua estancada con un olor desagradable, pero la vista era fenomenal, otro espectáculo, algunos rayos de sol traspasaban las nubes dejando ver la luz poderosa de un sol que se retiraba; me permitió apreciar los panoramas que me brinda la vida, cada uno brinda el mejor espectáculo, no compite solo se muestran.

De pronto, al mirar al cielo por encima había una nube oscura, amenazaba una verdadera tempestad, y sola en esa carretera, pasaron por mi mente un sin fin de pensamientos, hasta que la voz del mejor acompañante me regresó al presente, me dijo: GABY ACELERA, me sorprendió su comentario para ser honesta, a lo que dio inicio a un dialogo amoroso, entre risas, y una que otra lagrima. Las gotas de lluvia que caían eran grandes, fuertes y tupidas, los limpiadores a todo lo que daban, y volví a escuchar: sigue acelerando, hasta entonces comprendí el mensaje. He de confesar mi querido lector que soy de las que gusta correr en carretera y tengo muchos años manejando en ellas, sola y acompañada, mi compañero me enseñó a manejar, MI PADRE, ese gran Mentor de mi vida, disfrutamos de la charla que duró al rededor de 2 horas en lo que llegamos a la ciudad, solo puedo decirles que fue una delicia, con un playlist de temas de películas que traían gratos y grandes momentos de nuestra vida.

Cómo decidir frente al menú de la vida…..

Pero, en este menú que nos presenta la vida, hay que saber disfrutar cada instante, y saber tomar decisiones. Porqué lo comento, por que cuantas veces tenemos una tempestad encima, la lluvia y nubosidad evita que podamos ver con claridad lo que existe enfrente; solo hay tres opciones, o aceleras y sales de ella, con que? con todos los recursos con los que cuentas, o bien esperar a que la tempestad nuble tu visión, ir a tientas, sin claridad, empaparte y de ahí quedarte sumido cayendo en estados de depresión, buscar culpables sin reconocer nuestra responsabilidad, dándose por vencido o como última opción, salir aún así todo mojado con una solución posible, arriesgando pero ya con un panorama mas real, con más claridad, soportando la tempestad.

¿Cuáles recursos?

La falta del trabajo de introspección y de autoconocimiento, evitan que cada uno conozca los recursos con los que cuenta, hasta el más pequeño o insignificante curso ha dejado algo en nuestra vida. Durante el viaje revisamos el auto, gasolina, llantas, limpiadores, y que todo funcione, como yo conozco mi auto, y se hasta donde responde, donde acelerar, donde frenar con motor, cuando rebasar, eso me lo ha dado la experiencia, de manejar tantos años en carretera; solo que en la vida es diferente, bueno ni tanto, cuando hablo de la introspección o conexión con nosotros mismos es saber que cuentas con conocimientos, experiencia, habilidades, destrezas, logros, fracasos de los cuales tienes un aprendizaje, pues bien tienes la tormenta encima, pregúntate : ¿Qué mas puedo hacer por mi en estos momentos?, ¿Cómo salir de este momento? ¿Hacia donde hay una luz de posibilidad para salir de este momento incomodo? ¿Soy responsable de lo que vivo? ¿Han sido mis decisiones las que me han traído ha este punto?, conectar con la somática del cuerpo es importante mucho, la mente miente, el cuerpo no! ese es el mejor indicador y el más honesto para decirme que tan incomodo, responsable soy de la situación.

Aprendiendo a escuchar….

Cuando la verdadera conexión con nosotros mismo existe, el mejor indicador es el cuerpo, si estoy haciendo algo correcto para mi en ese momento o todo lo contrario siendo esto incorrecto, nuestro cuerpo lo indica, nos presenta bienestar, satisfacción o incomodidad, duda, buscando culpables; solo que hemos estado tan desconectados de nosotros mismos que hemos vivido en piloto automático por mucho tiempo permitiendo que otros decidan y elijan por nosotros, incluyendo redes y todo tipo de marketing que ofrecen estilos de vida distintos. La voz de mi PADRE, al que admiro y respeto fueron en ese momento mi voz interior, con humildad hice lo que él me indicó comprendiendo su mensaje, acelera y sal de la tormenta.

No todos los dichos aplican..

Alguna vez has escuchado que “debemos aprender a bailar bajo la tormenta”, pueda ser, hasta cierto punto, si vas en un auto como yo, que me brindaba seguridad, confianza, y rapidez, está bien; solo que cuando no tienes como protegerte de ella, es imposible que puedas bailar y disfrutar de esos momentos de crisis donde la enfermedad hace su aparición, las cuentas por pagar apremian, la falta de trabajo o un lugar seguro y estable que brinde cuando menos poder dormir tranquilo, entonces comprendemos que no podemos bailar con ella, pero si poner nuestra mejor cara, disposición y tomar la decisión que para ti sea la mas conveniente. No diré esta o la otra, las circunstancias de cada uno son diferentes, las necesidades, aptitudes y habilidades son únicas y la edad cuenta mucho. Todos los días se puede re-nacer, re-comenzar, re-inventarse, basta tener la conexión con nosotros mismos y escuchar la voz interior para saber que hacer bajo la tormenta. La Fe y la confianza en uno mismo son el mejor motivador para seguir adelante, por la ruta que te marque la vida, o que decidas tomar, con sol, con tormenta, con luz, con oscuridad, siempre busca la conexión contigo mismo, escucha tu voz interior.

Hasta Pronto!!!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

¿Qué haces bajo las tormentas de la vida?

Y donde quedó todo….

Hacer un escaneo en la vida, o pasar nuestra vida por una maquina de rayos X, nos va a encaminar por una ruta llena de sorpresas unas gratas y otras no tanto, quizás durante el tiempo que llevamos en confinamiento ha servido para comprender el peso que llevamos de lo que no nos pertenece, ocultando, tras un tipo de vida que no es la nuestra, observar que la radiografía arrojada es un real reflejo de lo que llevamos en el interior, huecos, grandes hoyos negros llamados vacíos.

Espejismos que brillan de diálogos internos que tenemos con nosotros mismos creyendo cuentos que no son, que no existen, falsas realidades que impiden conocernos tal cual somos, personas llenas de carencias, y que hoy durante la pandemia, emergen como emociones nuevas, tristezas, miedos, ansiedades, culpa, juicio y malestar por la gran desconexión que tenemos con nosotros mismos, por falta de un honesto y amoroso auto-encuentro con el ser que soy, que hay que hacerlo crecer, madurar, aceptar, reconocer; simplemente ser quien eres…

Lo que me susurra al oído…

Todo lo que nos llega a través de un móvil, es como un nutriente para nuestra mente, pensamientos y emociones, sin darnos cuenta de que podemos estar llenando de basura nuestro ser. Cada una de las redes sociales, es también un nutriente para nuestro bienestar, ¿Qué elijo leer y escuchar? ¿A quién elijo tener en mis contactos? ¿Cuántos amigos tengo que realmente conozco? ¿Cuántos son verdaderos desconocidos que solo llenan uno más de los vacíos: el Tener mas número de contactos, seguidores, con el afán de crear nuevas estrategias para lo que hago en la vida. Todo esto se extiende a nuestros hijos, no solo los adultos tenemos quien nos susurre y nos nutra, también ellos, están conectados a los móviles, a la lap, o al PC, en una época donde el despertar de la consciencia es el boom; pero que lejos de todo ello volvemos a subirnos en un barco donde alguien lleva el timón de nuestra vida… LAS REDES SOCIALES, convirtiéndonos en personas programadas incapaces de discernir lo que voy a consumir de ellas, el menú es tentador y basto, saciando un morbo durante las horas de vigilia que paso en el día y gran parte de la noche.

Reconociendo mi aridez….

Decía el Padre Larrañaga que la aridez es como la noche oscura, donde sentimos la soledad, el frío que cala los huesos, nos sentimos abandonados, y eso es precisamente lo que ha traído la pandemia, en paso de el umbral entre la luz del espejismo a la oscuridad de mi aridez, de lo que realmente soy. ¿Quién soy sin tanta bolsa, zapato, ropa de marca, en el confort o incomodidad de la vida en casa? ¿Quién soy sin la vida en el gimnasio y el desayuno con las amigas? ¿Quién soy cuando ya no voy a dejar a los hijos a la escuela y ahora opero como la maestra para algo a lo que no estoy preparada/o y me siento incapaz? ¿Cómo me siento cuando experimento la frustración de no lograr que los hijos obedezcan? ¿Qué siento cuando Yo o Él hemos perdido el empleo y comienza la desesperación por pagar tarjetas, y no hay para comer? ¿Qué emociones me invaden cuando al finalizar el día me siento culpable por haber regañado al hijo, dado un golpe, o aplicar un castigo por mi falta de paciencia? ¿Cómo enfrento la desesperación de una pérdida, por trabajo, por un ser querido, por un hijo, por un miembro de mi cuerpo, por la salud? ¿Cómo se vive el duelo a solas, acompañada, que dirán? Y si nos detenemos por un instante y nos sentamos a reconocer la incomodidad que viene con todo este desajuste y ruptura de la vida así como el cambio a la nueva forma, la nueva ruta que ha tomado nuestra vida?

Integrando a los procesos…

Hace tiempo que leía en un libro a cerca de aprender de nuestros maestros, y eso hablaba de los maestros internos y externos. Cuando vivimos en la comodidad y el confort, todo lo tenemos, pero….. algo nos falta, y ese algo comienza a llenarse por cosas materiales que terminan siendo una carga. Así como nos acostumbramos a la comodidad con rapidez, podemos acostumbrarnos a la incomodidad?; eso requiere de un entrenamiento mental. Hacer un alto para reconectar, cablear de forma diferente el cerebro para sentir los beneficios de la neuroplasticidad del cerebro que se refleja en nuestro cuerpo influyendo de forma positiva en la percepción de la realidad creando un ambiente de bienestar. Grandes son los maestros Budistas que mediante su trabajo en las diferentes meditaciones han logrado sentir comodidad dentro de la incomodidad, gozo, empatia, compasión todo está en la mente. La vida nos pone en situaciones incómodas en las que cada uno puede elegir sentirse bien o mal. Esto forma parte de nuestro crecimiento personal, …..”aceptar a nuestros maestros Zen, tu evolución hacia la fortaleza y plenitud requiere que no le des la espalda cuando aparezcan en el camino…” R.S. La frustración e incomodidad puede llevarte al aislamiento, y se trata de integrar, conectar, reconocer emociones y todo lo que emerge de ese interior, es eso oscuro que ves en la radiografía de la vida. No se trata de conectar el exterior para evadir, se trata de conectar el interior para resurgir y re-nacer en un auto-encuentro amoroso, compasivo, benevolente, y poner luz en esa oscuridad incomoda para sentir realmente lo que siento. (y lo he dicho bien), aprendamos a sentir.

Mi comunicación, con mi autenticidad.

Lograr nuestro equilibrio solo requiere tener comunicación, crear un dialogo interno honesto, reconocer cada cualidad, logro, y también carencias, oscuridades, debilidades, y ser capaz de atravesar ese umbral. La conexión con la somática del cuerpo nos permite conocer cuando la incomodidad, el juicio y la culpa se hacen presentes, o cualquier otra emoción, Aprendamos que nuestro cuerpo no miente es el mejor indicador de que algo no anda bien, de que algo me molesta, poner atención en la intensidad de la emoción para regularla, no controlarla, la emoción no se puede ocultar, y todo lo que ha surgido durante este tiempo de confinamiento habla de lo que emerge de nuestro interior, de quien somos, de nuestra esencia, dejemos de ver el reflejo de la capa superficial con la que hemos cubierto nuestro SER.

Hasta Pronto!!!

Gaby Olivera Gabydeas by Gaby Olivera®

Eres maestro de la elección, te habías dado cuenta?

¿Buscamos la elección correcta siempre? Dudamos, perdemos tiempo en elegir, preguntamos la opinión de otros para convencernos a nosotros mismos, o bien para que nos den ese empujón a elegir lo que es correcto en ese momento.

Sabías que buscar la elección correcta también te limita? Escuchar a los demás habla de nuestra falta de auto-conocimiento, la carencia que da ese vacío de no saber que hacer, por una grieta de nuestro interior aparece triunfal la duda, el miedo, la indecisión, sin observar que somos maestros de la elección en nuestra vida, lo hacemos y seguimos haciendo todos los días, eliges la ropa, el humor con que te levantas, la ruta, las llamadas, las comida, las citas, las noticias, los programas que verás, como te das cuenta siempre vamos eligiendo y aún así dudamos de nuestras mismas decisiones.

Pero vamos al principio, ¿Quien te enseñó a elegir?, Desde ¿dónde lo haces?, ¿Qué emoción reconocías al elegir?, Que más te favoreció el no elegir? Lo aprendido desde la infancia, la pauta mental con la que fuimos creciendo, lo que escuche en casa de Papá y Mamá, sumando la experiencia, los libros leídos, la opinión de la gente cercana han hecho de mi un buen producto ( una mezcla ) que en momentos de disrupción, hacen que me pierda en la indecisión que brinda la des-conexión.

Existen estados de emoción que pueden disparar y permitirnos ejecutar una acción inconsciente y desde ahí elegimos, pero tomemos nota que no todas las emociones son favorecedoras, como en el caso de elegir desde el miedo, que puede llegar a ser hasta paralizador, o bien impulsarnos y arriesgarnos a tomar un cambio; las sensaciones provocadas en nuestro cuerpo son el mejor indicador de que ese miedo quizás no me pertenece del todo, probablemente lo aprendí en mi infancia y está guardado en esas memoras, que ante una situación igual, nos provocan sensaciones ya conocidas y nos impulsarán a ejecutar igual que antes, trayendo el mismo resultado, y más de lo mismo.

Solo que si, nos preguntamos que es lo máximo que puedo hacer desde aquí? Que puedo crear con esto que me ofrece este camino disruptivo? Podremos abrirnos nuevamente al vacío que ofrece la posibilidad, la posibilidad de decidir y elegir de forma diferente; de crear, experimentar, de soltar esas pautas mentales de lo correcto, o limitadoras que disfrazan los miedos ocultos y dudas o quizás hasta los “hubieras” y permitir que las emociones alboroten la mente y la consciencia, para que salgan a la superficie las reales y verdaderas elecciones del teatro mental.

Podemos darnos a la tarea de asumirnos como MAESTROS DE LA ELECCIÓN, y permitirnos sentir lo que está enraizado en nuestro interior, consciencia, mente, cuerpo, emoción, para dar un giro, y resignificar nuestra vida, donde hemos abierto la puerta al sin fin de posibilidades que está en el universo para cada uno.

Dejemos de buscar y elegir lo que es correcto, y mejor comencemos a preguntarnos al elegir: “¿Que más puedo crear con esto que me ofrece la vida?”, “¿Cómo puedo engrandecer lo que tengo enfrente?”, “¿A quienes puedo favorecer con esta elección?”, de esa manera tendremos una perspectiva diferente y evolutiva en el peregrinar de esta vida…

Hasta Pronto!!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

Integración de dos miradas, mundos diferentes…..

Las cicatrices de la pandemia son y serán perdurables para toda la vida en toda la humanidad, será un tema del cual se hablará siempre, porque esas cicatrices forman parte de un conjunto de acontecimientos externos e internos del ser humano.

La integración de dos miradas será una tarea que pocos podrán hacerlo, me refiero a la mirada externa, de la sociedad, los políticos, violencia, inequidad son factores de riesgo en estos momentos para la humanidad, sobre todo para el mas desprotegido; y por otro lado la emergencia psico-emocional, todo los cambios internos acompañados del estrés, estrés post-traumático, el sindrome de burn out, y la depresión; de una ruta que veníamos trazando en la “normalidad” con rapidez, mucho estrés, entramos a los cambios: las casas se convirtieron en extensión de la oficina, modificamos hábitos, aprendimos a compartir nuestro espacio, donde la sala y comedor se convirtió en oficina; la situación nos obligó a ser profesores, y a los niños aprender por videoconferencias; olvidando al que vive en el medio rural que no cuenta con los medio básicos para vivir, menos un celular, tablet, internet para tomar una clase; hemos aprendido también a cerrar ciclos sin despedirnos de los amigos, a no dar un abrazo cálido al amigo que no volveríamos a ver, cambiaron los rituales, las despedidas a nuestros muertos hicieron más intensas las ausencias, esas pérdidas de seres que jamás fueron acompañados hasta su ultimo aliento, que no velamos, se convirtió en un duelo diferente, por otra parte, el hogar es el lugar seguro, eso pensamos; lastimosamente la violencia intra-familiar aumentó, un gran porcentaje de la población se quedó sin empleo y aquellos que lo conservaron les han bajado un porcentaje aceptando su situación para no perder el único empleo que tienen.

Un factor importante es la danza de la mente y el cuerpo, hoy nos atrevemos a “sentir lo que siento”, y lo he dicho bien, a conectar con nuestro cuerpo, emociones, pensamientos, percepciones, para conocer lo que mi cuerpo manifiesta, y permitir que emerjan desde nuestro interior miedos heredados, emociones nunca antes experimentadas porque hoy el duelo es en colectivo, emociones positivas aplaudiendo aquellos responsables sociales, y emociones negativas por aquellos irresponsables que dicen que nada pasa que todo es arreglado y vuelvo a poner el dedo en la herida, no es lo mismo vivir en confinamiento en una gran urbe que vivir donde no hay caminos, agua, médicos, centros de salud, luz, una casa bien construida, alimentación normal, adolescentes con grandes responsabilidades si bien les va las de los hermanos, pero sino siendo a esa edad esposas de un hombre que exige, todo producto de una educación cultural, en otras partes el sincretismo presente, ha hecho que el tiempo se detenga en esos lugares y aun exista el trueque, expresiones como “el no te vendo todo porque sino mañana que vendo”, además de la mezcla religiosa.

Todos los trastornos afectivos por estas pérdidas, se hacen presentes generando en sus deudos, el miedo a contraer COVID-19, de no tener la economía para solventarlo porque el Estado tiene colapsado el sector salud, el miedo a contagiar a los familiares, esa amenaza contra nuestra integridad es lo que mas le pega al sistema inmunológico, bajando nuestras defensas siendo presas fácil de la enfermedad.

Integrar las dos miradas interior y exterior, es una tarea Titánica, le comparto mi reflexión porque la siguiente herida por sanar será psicoemocional a la que no se le está dando la importancia debida. La educación, paciencia, tolerancia, trabajo de introspección, y re-conexión serán las mejores herramientas para salir adelante.

Hasta Pronto!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

Descubriéndote como un nuevo líder

Cuántos líderes han influido en tu vida? Sii, ese, gurú, mentor, guía, que es exitoso en el ámbito en el que se desenvuelve, es el coach que te impulsa a planear, implementar estrategias, que te lleva a lograr cada meta que te pongas. Wow! personajes que aparecen en portadas de la revista como los 100 mas reconocidos por… uff!! que maravilla..; sin embargo yo hoy quiero dirigirme a otro tipo de lideres, hacía unos meses escuchaba yo que el liderazgo estaba en crisis, porque? Que faltaba en muchos de ellos?

El líder nace o se hace, era la pregunta obligada a un empresario, las dos cosas, existen líderes natos, y los reconocemos desde pequeños porque hasta en la escuela primaria ya “pintan” para influir y mover personas. El otro grupo se hace, se desarrolla con el tiempo, hacen buen uso de sus capacidades, integra nuevos conceptos, tiene visión disruptiva, genera compromisos con las personas y en las organizaciones etc… wow!

Solo que hoy quiero platicar del nuevo Líder: el Líder Familiar… exacto, ese que usted y yo estamos obligados a ser, en nuestra familia; pero que pocos toman en cuenta. Durante el confinamiento, han llegado a mis oídos la queja de personas sobre sus hijos, que si son, que sino son, que si no me hacen caso, que si ya no los aguanto, y lo más triste es escuchar a jóvenes hablar que sus padres no tienen tiempo para ellos además de no conocerlos ni comprender-los… estratos sociales de todos!!!

Desarrollar el Liderazgo en la familia, implica aceptarnos y aceptarles a ellos como son, podría decirse que son nuestro espejo, reflejan cualidades, carencias, proyecciones nuestras; su forma y estructuras de pensamiento que hemos ayudado a construir. Generar comunicación en dos vías también es todo un reto, donde la privacidad, así como independencia en un mundo disruptivo por la pandemia nos obliga a establecer mandamientos, o leyes diferentes dentro del hogar, implementar estrategias dinámicas para para el buen funcionamiento dentro de casa durante el confinamiento. Nos obliga a re-conocer quienes son nuestros hijos!!

Claro, existen padres que desconocen con quien viven, que les pasa, es tan grande la des-conexión que no identifican las emociones de sus hijos, esos trastornos como el encierro, la timidez, morderse las uñas, alteraciones en la alimentación o manías, fobias, obsesiones…. hoy los padres o cuidadores están pendientes de la tecnología, otro cambio radical olvidándose de los hijos, en el peor de los casos. Con los nuevos modos y las nuevas formas, así como las nuevas familias y sus modalidades estamos obligados a ser mejores líderes.

Te comparto unos puntos para que los evalúes, y si así lo decides quizás te pueden funcionar.

1. El compromiso es contigo y tus equiperos ( familia )

2. Comunicación en dos vías. (pareja e hijos). Escucha, siempre hay mas preguntas que respuestas, ayuda a que elijan, no decidas por ellos.

3. Acepta sus logros felicita, y corrige en privado a manera de que ellos puedan encontrar la experiencia, sin juicio y sin culpa.

4. Enséñalos a ser responsables de su propia vida, de sus decisiones. Solo somos guías. Finalmente un día tomaran su camino.

5. Escucha sus angustias, conoce sus miedos e inconformidades

6. Alienta a tener nuevos proyectos, no los tuyos ni tus sueños truncados

7. Ayuda a experimentar nuevas rutas y porque no?

8. Permite que hagan uso de su mente creativa y cuestionen.

9. Sugiere libros, y haz reuniones para comentarlos.

10. Lo que se promete se cumple, hasta los castigos.

11. Pedir ayuda no es malo, enséñales a que lo hagan sin sentirse mal.

12. Importante hacerlos responsables del auto-cuidado de su cuerpo y salud mental.

Platica con ellos, todo lo que pueden aportar al mundo, así como sus beneficios, habla de la importancia de los valores; integrate al equipo que formaste, el que deseaste y amas por sobre todas las cosas, conviertete en el Líder de hoy, permite que tus hijos tengan las herramientas suficientes para enfrentar las nuevas formas que nos impone la vida, pero sobre todo reconoce tu capacidad de amar, para poderlos guiar por la vida.

Te animas a ser el Líder Familiar, aunque no aparezcas en ninguna revista?, solo sentir la satisfacción como Padre, Madre, Guía, de hombres y Mujeres triunfadores y exitosos del mañana. Hay mucho trabajo por hacer…..

Hasta Pronto!

Gaby Olivera

Gabydeas®

Los modos han cambiado…pero el patrimonio intangible no.

Esos modos y formas que tenemos para comunicarnos, las celebraciones, el aprendizaje, ha cambiado, nos hemos ido transformando, nuestras creencias culturales, lo que aprendimos del clan, se ha visto modificado gracias al confinamiento que ha mantenido a la población mundial sin libertad de transito, sin muestras de afecto propio del ser humano.

Las practicas de las comunidades como son sus celebraciones religiosas, sus días de mercado, la convivencia de familias, va adquiriendo un matiz diferente, sabemos hacer las cosas, pero estamos aprendiendo a hacer y compartir de forma distinta, será acaso que estamos modificando las estructuras que han sostenido nuestras culturas por siglos?

Todo esto forma parte de un “PATRIMONIO INTANGIBLE”, siendo el espejo de la idiosincrasia que muestran nuestros pueblos al mundo; hoy se han visto empañadas por no poder expresar al 100% su creatividad, su celebraciones, su comportamiento social. Todos formamos parte de ello, de una comunidad, de un pueblo, de una cultura, de una sociedad, con características específicas, que nos identifican o nos haces diferentes a otras comunidades.

Con lo dinámico de los procesos actuales, se ha abierto mas la brecha en las comunidades rurales, la falta de apoyos para su actualización, o simplemente lo básico para enfrentar una pandemia: agua, luz, caminos, un hospital y personal médico, son reflejo de ser los mas olvidados, enfrentando esto y tratando de adaptarse, integrando “nuevos modos” hasta para dar el último adios a su gente, la que se ha llevado el COVID-19.

Nuevas rutas, nuevos caminos, nuevos modos, son los que nos obligan a evolucionar, trasformar, y adaptarnos a los cambios de un mundo que enfrenta una nueva crisis, y no hablo del Virus; sino la crisis de valores, de virtudes, donde se habla de la empatía, altruismo, compasión; pero poco se practica, teniendo como resultado el aumento del virus llamado violencia intra-familiar, afectando a mujeres y niños en su mayoría, las líneas de SOS, están saturadas, y los refugios comienzan a llenarse. Las redes sociales están llenas de palabras como “Ser Conscientes”, invitándonos hacer un trabajo personal, de introspección, preparándonos para limpiara la casa, nuestros pensamientos y emociones, ser otros; para enfrentarnos a la incoherencia e incongruencia de nuestros gobernantes, que lejos de velar por el interés o bien común, con responsabilidad social, vemos el egoísmo, la mezquindad y la cerrazón a no escuchar las necesidades de su gente, obteniendo el control absoluto de la riqueza económica de los pueblos.

Nuevos modos de gobernar, con diferente partido; pero siempre la misma gente, narcisista y ególatra beneficiando a sus familias, siempre lo mismo, olvidándose del que no tiene, de su gente, esa que los apoyó y confió en ellos.

Cuidemos de nuestro “PATRIMONIO INTANGIBLE”, porque la verdad ese sí puede ser visto, escuchado, respetado, disfrutado, del cual formamos parte, y nos da pertenencia a un clan, a una cultura y a una sociedad.

Que tus cualidades, dones y virtudes, sean parte de tu PATRIMONIO INTANGIBLE, característico de tu familia, eso que los hace diferentes dentro de la misma sociedad.

Hasta Pronto!!!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

Probar, probar-se, una invitación de la vida.

La impermanencia es un término que utilizan el la filosofía Budista, habla de que todo está sujeto a un cambio, nada es permanente o para siempre…

Durante este encierro que no es cuarentena, término usado para la identificación de tiempo en confinamiento, hemos comprobado como nos incomoda salir de la zona de confort, del camino conocido, de recomenzar y explorar nuevas rutas, miedo a lo desconocido y a los nuevos resultados acertados o equivocados. Adaptarse a nuevos hábitos, romper rutina es el nuevo reto, sin tener la plena consciencia, ni ocuparnos por trabajar la auto-indagación.

El viaje que hace el gran héroe, es el camino incierto donde vamos des-cubriendo, y des-velando lo que está en mi. Hábitos, habito en la cueva interior, hábito lo que porto, y que es eso que tanto porto? Mis pensamientos y mis emociones, estar conectado con ellas, que siento cuando siento? Que llama mi atención, me enoja, me duele, siento tristeza, ansiedad, miedo, lo registra el cuerpo, acostumbrados a no dar importancia a mi cueva interior.

La senso-percepción interna me abre un espacio entre la emoción y lo que registra mi cuerpo, lo que dicta mi mente, llevado por ese viaje a descubrir que memoria está guardada, que parte del sistema interior registra ese programa; con la ruta del auto-conocimiento me enfrento a mi mismo, en un camino lleno de diferencias, de esquemas internos y externos, apertura al pensamiento y al carácter.

Tanto en lo externo como en lo interno existe un camino de pruebas por superar, la vida nos invita a probar, y probar-se, para reconocer la propia naturaleza y el verdadero espíritu. Cuando la vida susurra al oído, nos hace un llamado, porque la incomodidad es tan grande que ya no encontramos culpables cerca, ni justificaciones a mano para poder reconocer el conflicto interno, dónde quiero estar?; Con quien quiero estar?; Como me quiero relacionar? Cual es la relación conmigo mismo?; Me reconozco?; Quien soy?.

Cruzar el umbral, la oscuridad, es abrir la puerta a la luz, apareciendo nuestra figura como los héroes/heroínas del cuento, para salvarnos de ser comidos, engullidos por todo lo negativo, creando un puente con la mente, para dejar de portar esos viejos hábitos, pesados e impuestos. Re-tirar, mover el velo para descubrir la nueva posibilidad, oportunidad, ser parte de una nueva realidad. El nexo entre lo interno y lo externo ya no requiere de apegos, solo de la libertad para SER, recabando e integrando toda la información que nace de la emergencia al enfrentar miedos y temores que dan origen al gran viaje interior, a identificarnos con nuestra propia naturaleza. Durante este confinamiento, hemos de hacer uso de nuestras habilidades; sobre todo de las virtudes que son imprescindibles para realizar grandes transformaciones, aceptar procesos para descubrir nuestras potencialidades; es despertar del sueño que nos ha mantenido en la penumbra durante muchos años.

Es momento de iniciar el Gran Viaje, la aventura que nos permitirá sentir gozo por haber trascendido la frontera del miedo, para lograr el cambio en la percepción de la nueva realidad. Sin apego, sin ego, solo la humildad y reconocimiento al SER.

Hasta Pronto!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

Muévete, no eres un árbol para estar plantado.

Una época diferente, celebraciones virtuales.

Vivimos una celebración diferente, época anormal, para vivir despacio, sin prisa, en comunión y unión, eso se piensa del pasado festejo de 10 de mayo o Día de las madres, aquí en México de las 15,785,000 mujeres que tienen un trabajo remunerado, se sumaron a resto de las que están como amas de casa en esta cuarentena, somos las MADRES DEL COVID.

Una época de disrupción, nuestra vida cambio, y se transformó. Hoy quiero reconocer a todas las mujeres, porque hemos hecho uso de nuestra capacidad y sensibilidad femenina, porque aún aquellas que no han engendrado, también son capaces de reproducirse mediante la siembra, sí, leyó usted bien, sembrando una palabra de amor, una buena acción, atención, el cuidado y atención de una persona en el hospital, así como un enfermo en casa, el tiempo que se regala al escuchar a alguien en crisis, o apoyo al desconocido compartiendo alimento; somos mujeres generosas dando y compartiendo la riqueza propia de nuestro ser.

Iniciamos una época de confusión, y pensamos que no estamos preparadas para este momento, sin embargo nuestra capacidad de adaptación supera cualquier situación. Iniciamos un día con toda la actitud y alegría, y terminamos con un nudo en la garganta porque nos enfrentamos a nuestras emociones y a las de otros, ojos bañados en lagrimas o dolor en el cuerpo que refleja la contracción de nuestros músculos ante los diferentes momentos vividos, hambre, carencia, violencia, tristeza, desesperanza.

En un mundo encerrado hace su aparición triunfal el estrés, manifestándose como el insomnio, desorden alimenticio, ansiedad, angustia, miedo, irritabilidad……así somos las mujeres del COVID. Entre adaptación a el juego de ser Maestras, guías, amas de casa, compañeras, esposas, médicos, enfermeras, ocupamos de esta forma nuestro tiempo; conectadas a una plataforma para atender juntas laborales, tareas de los chicos, capacitaciones o seminarios

Los métodos y procesos se han vuelto dinámicos para nosotras, porque contamos con los medios y la tecnología para realizar todas estas labores… pero hagamos un alto; existe un alto porcentaje de la población que no cuenta con trabajo, otras que viven al día siendo el único sostén de su familia, sin tecnología como una tablet, computadora, wifi, smarthphone, esas también son mujeres del COVID.

Hoy te quiero pedir un favor demos un regalo con el pensamiento, con bendiciones, con una plegaria, con una oración por:

Las MADRES, que han perdido un hijo y no lo encuentran.

MADRES, que perdieron a un esposo médico, enfermero o afanador.

MADRES, que perdieron su trabajo.

MADRES, que no tienen que dar de comer a su familia.

MADRES que están lejos de sus hijos en otro país.

MADRES, que viven como inmigrantes en una garita.

MADRES que tienen un hijo discapacitado.

MADRES, que viven violencia intra familiar y sus hijos también pagan consecuencias. MADRES, con esposo o hijos adictos sufriendo hambre, violencia, sin esperanza de una vida mejor.

MADRES, olvidadas. MADRES, indígenas, discriminadas.

Todas somos MADRES DEL COVID, heroínas, guerreras, ángeles de luz, seres terrenales que enfrentan el reto para dar sentido a su vida y a la vida de los suyos, sabiendo que podemos sostenerlos emocionalmente y económicamente, aunque por cultura nos enseñaron a dejarnos en ultimo lugar, y pelear nuestros derechos, somos MADRES, que nunca han conocido la palabra RENDIRSE.

A ti, mujer Madre, mi reconocimiento, mi cariño y felicitación por hacer magia, y jugar los diferentes roles que hoy la vida dispuso que juguemos.

Hasta Pronto!!

Gabydeas by Gaby Olivera®