Archivo de la categoría: Psicología

Integración de dos miradas, mundos diferentes…..

Las cicatrices de la pandemia son y serán perdurables para toda la vida en toda la humanidad, será un tema del cual se hablará siempre, porque esas cicatrices forman parte de un conjunto de acontecimientos externos e internos del ser humano.

La integración de dos miradas será una tarea que pocos podrán hacerlo, me refiero a la mirada externa, de la sociedad, los políticos, violencia, inequidad son factores de riesgo en estos momentos para la humanidad, sobre todo para el mas desprotegido; y por otro lado la emergencia psico-emocional, todo los cambios internos acompañados del estrés, estrés post-traumático, el sindrome de burn out, y la depresión; de una ruta que veníamos trazando en la “normalidad” con rapidez, mucho estrés, entramos a los cambios: las casas se convirtieron en extensión de la oficina, modificamos hábitos, aprendimos a compartir nuestro espacio, donde la sala y comedor se convirtió en oficina; la situación nos obligó a ser profesores, y a los niños aprender por videoconferencias; olvidando al que vive en el medio rural que no cuenta con los medio básicos para vivir, menos un celular, tablet, internet para tomar una clase; hemos aprendido también a cerrar ciclos sin despedirnos de los amigos, a no dar un abrazo cálido al amigo que no volveríamos a ver, cambiaron los rituales, las despedidas a nuestros muertos hicieron más intensas las ausencias, esas pérdidas de seres que jamás fueron acompañados hasta su ultimo aliento, que no velamos, se convirtió en un duelo diferente, por otra parte, el hogar es el lugar seguro, eso pensamos; lastimosamente la violencia intra-familiar aumentó, un gran porcentaje de la población se quedó sin empleo y aquellos que lo conservaron les han bajado un porcentaje aceptando su situación para no perder el único empleo que tienen.

Un factor importante es la danza de la mente y el cuerpo, hoy nos atrevemos a “sentir lo que siento”, y lo he dicho bien, a conectar con nuestro cuerpo, emociones, pensamientos, percepciones, para conocer lo que mi cuerpo manifiesta, y permitir que emerjan desde nuestro interior miedos heredados, emociones nunca antes experimentadas porque hoy el duelo es en colectivo, emociones positivas aplaudiendo aquellos responsables sociales, y emociones negativas por aquellos irresponsables que dicen que nada pasa que todo es arreglado y vuelvo a poner el dedo en la herida, no es lo mismo vivir en confinamiento en una gran urbe que vivir donde no hay caminos, agua, médicos, centros de salud, luz, una casa bien construida, alimentación normal, adolescentes con grandes responsabilidades si bien les va las de los hermanos, pero sino siendo a esa edad esposas de un hombre que exige, todo producto de una educación cultural, en otras partes el sincretismo presente, ha hecho que el tiempo se detenga en esos lugares y aun exista el trueque, expresiones como “el no te vendo todo porque sino mañana que vendo”, además de la mezcla religiosa.

Todos los trastornos afectivos por estas pérdidas, se hacen presentes generando en sus deudos, el miedo a contraer COVID-19, de no tener la economía para solventarlo porque el Estado tiene colapsado el sector salud, el miedo a contagiar a los familiares, esa amenaza contra nuestra integridad es lo que mas le pega al sistema inmunológico, bajando nuestras defensas siendo presas fácil de la enfermedad.

Integrar las dos miradas interior y exterior, es una tarea Titánica, le comparto mi reflexión porque la siguiente herida por sanar será psicoemocional a la que no se le está dando la importancia debida. La educación, paciencia, tolerancia, trabajo de introspección, y re-conexión serán las mejores herramientas para salir adelante.

Hasta Pronto!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

En vísperas de florecer…

La flor que florece en la adversidad es la más rara y hermosa de todas” esta maravillosa frase de la película de Mulán, nos invita a la reflexión en estos momentos de cambios en la realidad que estamos experimentando. En el enfoque psico-social, el COVID 19, ha traído confusión en el individuo y la familia, por consiguiente en todo lo que conforma nuestro mundo, empresas, gobiernos, relaciones.

Cada reacción es normal en una situación anormal, en este encierro, trae consigo una dosis de guerra interior, de ansiedad, angustia y violencia, desgastando algunas relaciones, haciendo emerger de nuestro interior el lado oscuro, aquella sombra que no queríamos ver. Los miedos, las creencias, con sus respectivos mecanismos de defensa, hoy nos permiten como individuos saber con lo que habíamos saturado nuestra vida, todo lo que del exterior venía, sin prestar un pizco de atención al interior que yacía casi inerte en las profundidades de nuestro Ser.

Si algo nos sirve de consuelo, es que este momento no es momento para ir a la critica, a sentarnos a jugar el doble papel el de Juez y víctima de nosotros mismos, e ir al pasado en busca de crucificarnos con el “Si hubiera hecho”, “debí aprovechar mas”, quizás la vida hoy nos permite esto: DEJA DE HACER, para poder SER.

Florecer a la vida de otra forma, en esta adversidad, mantenernos con bienestar, es ser conscientes de las capacidades con las que contamos, para dar vuelo a la mente creativa, estando presentes en nosotros mismos, enfrentando de forma positiva cualquier crisis de nuestra vida, no solo en esta; estar preparados para un proceso evolutivo, reconociendo y fortaleciendo la relación que guardo conmigo mismo, en un estado de senso-percepción para una mejor regulación de mis emociones. Entonces seremos como Mulán floreceremos ante la adversidad que nos invita a transformarnos de manera honesta, aumentando nuestras sensaciones, emociones y percepciones entrando en una faceta de empatia y compasión por los demás. De esta manera dejaremos de angustiarnos por el futuro, porque me permito centrar mi atención, en mi, quien soy, que siento, y cual es el camino a seguir para seguir creando.

“Puede que no lo hiciera por mi padre, puede que lo que quisiera era demostrar que podía hacer cosas, para mirarme en el espejo y ver a alguien de valía.”

Hoy, Tú que ves frente al espejo?, te reconoces?, has comenzado a mirar que parte de tu cuerpo llama tu atención? Cuales son las sensaciones que percibes? Cuántas veces has sentido amor y compasión por ti mismo? Creo que es momento de auto-cuidado, comenzar a SER, a SENTIR, para reconocer el reflejo de tu espejo.

Hasta Pronto!!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

Florece ante la adversidad.

Un abrazo a mi sombra…

Veía un video donde una pequeña identifica una sombra, y su reacción es correr; al verse perseguida corre más, en círculo termina llorando y desesperada…

Cada uno proyecta una sombra,  siempre nos rodea y nos acompaña, sin observar de forma consciente que nos muestra otra cara, una que nos asusta, que no nos gusta ver, que es una proyección diferente a la que yo “creo”  que soy, se distorsiona, o es más alta, o más baja, o más gorda, o más flaca, al fin y al cabo es oscura, sombra que está.

En la vida que sombra es la que se aparece cuando decides tomar dirección de un proyecto o bien elijes algo diferente a los demás, puede ser la de tu madre, la de tu padre, la de algún profesor o religioso, alguien que marcó tu existencia, la rechazas, y cuando eres consciente y te cachas  que actúas, repites las mismas palabras que alguno de ellos mencionaba te sorprendes y lo vuelves a sufrir…

Cuando vemos como el árbol genealógico cobija con su sombra intuimos y percibimos que algo proyecta en mí y lo repito bajo ciertas circunstancias; solo aquellos que viven en el adormecimiento de la anestesia (inconscientes) viven en automático repitiendo más de lo mismo, y creando un círculo que se repite sin tener principio ni fin… aquellas personas de la familia diferentes, con armadura oxidada por estar enmohecidas durante años pero que al salir de la sombra del árbol, quitar la careta observan que hay un mundo diferente frente a ellos, levantándose y saliendo al campo de batalla para hacer frente y romper  los paradigmas, toman la consciencia de liberarse de la sombra que los ha martirizado durante años, dejando de repetirse a ellos mismos la misma palabrería que escucharon en la infancia y solo marcan los aspectos negativos de la vida, y que comúnmente llamamos “oveja negra” en las familias, son los valientes que sanaron un clan, mostrando que se puede ser diferente, disfrutar de la vida, encontrando en ellos creencias poderosas para ser Hombres y Mujeres potenciados.

Esa sombra no la podemos evitar, es parte del legado que nos han heredado, pero si tenemos la responsabilidad de transformar creencias, valores, costumbres, simplemente la forma de vida!

Encontrar en otros lo que nos falta, lo que no vemos que tenemos, es hacer ídolos desde la carencia nuestra, por la falta de reconocimiento y autovalidación a nuestra persona, a quien somos; esa es la razón por la que en nuestras parejas encontramos algo especial, algo que nos gusta, algo que no tenemos o creemos no tener, es nuestro opuesto, sin embargo, si volvemos consciente lo inconsciente, nos disponemos a descubrir algunas características de nuestra propia sombra.

Buscar esa historia oculta de cada uno es una tarea diaria, constante, y honesta, la sombra que aparece nos espanta y nos hace pequeños ante ciertas circunstancias no miente, está.

Se manifiesta a través de la biología de tu cuerpo despertando emociones, enfrentando nuestros demonios, al mismo tiempo refugiándonos en nuestros Dioses que elevan y ayudan a emerger nuestras cualidades.

La cara que muestra la culpa, es algo que se proyecta constantemente, evitando mostrar nuestra inocencia, amor, compasión y libertad para soltar todo aquello que nos ata y castiga.

Pero dónde está esa sombra? Vive contigo en lucha constante, hasta que te permites abrazarla, soltar el juicio, el desmerecimiento; pero sobre todo ve en busca de la paz mental.

Cuando sanas gobiernas positivamente tu vida, de forma coherente, siéntete seguro y satisfecho de lo que has logrado y sobre todo de quien eres.

Dejemos de proyectar sombras, y salgamos de la sombra del árbol genealógico que nos mantiene ajenos al peligro que puede representar en nuestra vida.

Así que no tengamos miedo a la sombras, identifica, abraza, libera, fluye, evita hacerla crecer, no huyas de ella como la pequeña inocente que desconoce lo que significa, es mejor abrazar con amor y decir: Eso no me pertenece.

Hasta Pronto!!!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

Tw: @gabydeas

Fb: Matices del Alma

Ig: @gabydeas

Deja tus comentarios