Etiqueta: Emociones

DESCONEXIÓN

En este 8 de Marzo, en el marco de la conmemoración del DIM (DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER), te traigo una propuesta, hacer un alto, con honestidad, valentía, mírate frente al espejo, hazte esta pregunta ¿Qué tan desconectada estoy de mi misma? con base en tu respuesta, y después de preguntarte varias veces, serás capaz de responderte a ti misma, reconociendo que por esa falta de conexión has permitido sentir miedo a mostrarte vulnerable ante otros/as, permitiendo la violencia en tu vida.

¿Cómo saberlo?, sentir lo que sentimos, percibir, visualizar, observar, conectar con tus emociones, y responder a ese llamado, a lo que marca la somática del cuerpo para reconocer la incomodidad provocada en ciertos lugares, centro de trabajo, o personas con las que convives a diario. Ser conscientes de nuestras propias emociones y las emociones de otros, evitan la violencia, creando vínculos respetuosos, sanos, empáticos, que pueden ser de apoyo y sostén en momentos difíciles.

La desconexión nos lleva a permitir que como mujeres nos violenten, por la ausencia de amor propio, la falta de límites necesarios, el miedo generado en espacios donde te conviertes en un ser invisible, sin voz, ni voto, pareciera la aceptación al verdugo; así como los miedos heredados sin reconocerlos, desconociendo el trabajo de autoconocimiento e introspección que son parte de nuestra responsabilidad, provocando la inseguridad de ser capaz para lograr nuestra realización en los diferentes ámbitos que conforman la rueda de la vida.

Como decía Clarissa Pinkola en su libro: Mujeres que corren con lobos, ..[Porque todos tenemos un enigma por resolver].., el enigma de cada mujer es des-cubrirse a si misma, ir tras ese fuego interno que como volcán ardiente yace dentro un cuerpo, mente y espíritu que desea expandir todo su potencial, creando desde el amor. Hemos llegado a pensar que los vacíos hay que llenarlos cuando en realidad lo que hay que hacer es abrirlos a la posibilidad de crear un camino diferente, un mundo nuevo con la certeza de lograrlo; pero desde la aceptación del Ser, la conexión con las emociones, y el merecimiento de todo lo bueno, positivo, con la aspiración de llegar al equilibrio interno. Aprender a conocer nuestros procesos internos que dan paso a la transformación y evolución de nuestra propia vida.

Nuestra flaqueza y vulnerabilidad, debe ser reconocida, aceptada, en un acto de valentía, y amor, así iremos al rescate y reencuentro de nosotras mismas, siendo estas áreas de oportunidad para transformarnos, son partes naturales del Ser, el habernos sentido rechazadas en algún momento de la vida, nos impide mostrarnos como somos, con nuestros sentimientos y emociones, solo un pequeño detalle echamos al olvido, que el ser humano es emoción en movimiento y como lo he comentado en otras ocasiones, es como querer o intentar detener un tsunami frente a nosotros, las emociones son, están, van y vienen instante a instante, son los invitados inesperados que generan ese momento incomodo, creando una serie de reacciones en cadena que se desbordan en nuestro cuerpo sin ser reconocidas, pasando por alto, sentir lo que sentimos.

En la desconexión, la vulnerabilidad es estar expuesto, sin protección sin armadura, llevando a la mente y al pensamiento al lado negativo, así es como estamos acostumbrados actuar, nutriendo un patrón de conducta generando causas y condiciones; sin darnos a la tarea de aprender de la vulnerabilidad, como puede ser:

  1. Ser auténticos. Significa mostrarnos como somos, aceptarnos, para poder reconocer nuestra realidad, la de otros, identificarnos con nuestro medio, aquí lo mas importante es reconocer nuestro poder interno frente a la vulnerabilidad.
  2. Ser vulnerable, alimenta la empatía, sentir lo que siento, abre un canal para sentir lo que sienten otros como yo, es una cualidad única que nos hace diferentes.
  3. En la vulnerabilidad no pierdes, tampoco ganas; simplemente es ser valiente sin esperar resultados en el momento que se vive, es ser capaz de regular las emociones, y fluir con la vida.

LA LEALTAD

La conexión nos permite ser leales a nosotras mismas, a nuestros ideales, que la bandera, color que portes sea la proyección de nuestro pensamiento, producto del estado interno, de equilibrio, en aras a la realización, con la capacidad de discernir entre los diferentes caminos que se abren frente a nuestra vida, y no por seguir el sueño e ideales de otras, que tu causa sea personal y social, siendo fuente de inspiración para aquellas que quizás se encuentre en un lado oscuro buscando la luz, encontrando el lado luminoso de la luz que emana tu ser, al andar al lado de las compañeras de viaje.

El MIEDO

El miedo tiene dos caras, una que paraliza, aterra, violenta y otra que nos catapulta al atrevimiento, a la osadía por arriesgarnos a transitar por caminos nuevos, involucrando mente, cuerpo y espíritu para limpiar, sin temor a ensuciarnos las manos para escombrar, preparar, sembrar y cultivar el espacio vacío, nuevo, para crear, eso es ser consciente de lo que experimento, de ahí la frase: “En que miedo te des-cubriste”, esa nueva forma de sentir, de caminar y de observar …. así como de elegir y decidir. Es desvelar nuestra propia identidad, con autenticidad, en medio de la Libertad.

LA LIBERTAD

Es nuevamente conexión, con la intuición, la convicción, soltando viejos patrones, reafirmando cuales son las causas de nuestra lucha, una vez que descubrimos quien realmente somos, damos paso actuar con consciencia, con sabiduría innata, pudiendo comprender, y acompañar e identificarnos con otras otras culturas, formando parte de esa cadena de compasión, bondad, amor, unión y sororidad entre nosotras las mujeres.

Mi propuesta es alzar la voz, y actuar desde un nuevo Desarrollo del Ser, con la responsabilidad social, la sororidad como un acto de rebeldía a los grilletes que han sido impuestos a las mujeres por tantos años, invitando a la NO VIOLENCIA, exigiendo justicia, y el respeto a la dignidad de todas las MUJERES, pero sobre todo siendo responsables de nosotras mismas, evitando la crítica, el juicio, la mofa entre nosotras, respetando la dignidad de cada, una en cualquier parte de este mundo.

Cómo lo dijo Virginia Satir: “...si la persona se libera de sus miedos y despierta su coraje y capacidad para vivir su presente permite la transformación, para “convertirse en plenamente humano”.

Hasta Pronto!!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

Pilar de nuestra Arqueología Interna: la COMPASIÓN

Acompañar con pasión, eso es la Compasión, es algo más allá que la empatía, dado que la compasión nos mueve, motiva a ser condescendientes, usar la amabilidad y sentir lo que el otro siente, pudiendo hacer algo más por esa persona.

Solo que en este camino de la compasión nosotros hemos olvidado dos puntos importantes, el primero es Recibir la compasión de los demás, y Dar y Recibir la compasión a uno mismo. Efectivamente, sonará un poco raro, pero es una triste verdad, podemos ser compasivos con otros; aunque no con nosotros mismo. Han existido muchos proceso evolutivos en el ser humano, tanto positivos como negativos; sin embargo, todo nace a partir de nuestra historia, y la historia social.

Educación, cultura, contexto, familia, todo pertenece a algo enraizado, nuestras creencias, muchas de nuestras decisiones y formas de vida no la hemos decidido nosotros, sino programas introyectados en el cerebro que nos han condicionada a la hora de dar respuestas y tomar acción en nuestra vida.

Usar la mente observadora para contemplar que pocas veces en nuestra historia de vida hemos sido compasivos con nosotros mismos, aceptar y no evitar lo que hemos hecho con nosotros, reconocer que el diálogo interno es una gran cascada de pensamientos, palabras, y emociones que nos provocan sufrimiento, por activar al Genio de la lampara, convirtiéndolo en el mayor Juez, crítico, con poder no solo destructivo sino para anularnos a nosotros mismos, sintiéndonos poco merecedores de lo que damos a los demás.

Que importante es darnos cuenta, del papel que juegan los pensamientos, son los invitados inesperados, molestos, que incomodan y se manifiestan en nuestro cuerpo con esa rara sensación, malestar, e incluso surgen como dolor de cabeza, estómago, rodillas, tobillos, dolor de espalda provocando sufrimiento; lo que no hemos aprendido es a dejarlos ir, escuchamos con frecuencia, “contrólate”, cuando la emoción no se controla, se regula, como detener algo que surge de repente, ya sea por haberte pegado en el pie pequeño, o el niño tiró la leche, o te enfrascaste en el tráfico, sintiendo estrés.

La opción es observar esos pensamientos negativos, recurrentes y dejarles pasar, trayendo a la mente pensamientos positivos, de confianza, ecuanimidad, como un acto de auto-cuidado y compasión a uno mismo. Es crear una relación diferente con ellos, es desarrollar y redirigir el pensamiento, trayendo a la mente a casa, a la calma que habita en nuestro interior. Cómo lograrlo? mediante la meditación, como una forma del bienestar, para crear con la respiración un puente entre la mente-cuerpo-espíritu. Abrazarnos con la sensibilidad de la compasión como un acto de amor, y de alguna manera aliviar, vacunarnos de tanto sufrimiento que nosotros nos venimos causando. El reflejo del espejo, podrá darnos la pauta de la honestidad, amor con la que nos hemos tratado, el lugar que ocupamos en nuestra propia vida, así como la aceptación del mi mismo, el trabajo interno y externo que venimos realizando durante todo este tiempo.

Y Tú que tan compasivo eres contigo? Te respondes con prontitud como lo haces con un ser querido o un amigo? Qué tan buena es la relación contigo mismo?

Hasta Pronto!!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

Disociación del Síntoma

Vivimos o sobrevivimos cargados de emociones que no sabemos como liberar, somos vasijas llenas que crean estados alterados, subimos como una montaña llena de neblina y no veo con claridad. Cuantas veces nos habla el cuerpo y no sabemos o conocemos como nos ha afectado alguna situación, y se pone de manifiesto la enfermedad.

Raquel Díaz P. y Gaby Olivera te invitamos a escuchar este podcast, donde hay herramientas que ayudan a la identificación y liberación de emociones.

Disfrútalo y comparte!!

Hasta Pronto!!!

Gaby Olivera